Pediatría

¿Cómo cuidar el cordón umbilical hasta su caída?

Estoy muy avanzada en el embarazo y me preocupa no tener claro el cuidado del cordón umbilical durante los primeros días de vida del bebé.

Actualizado el

Ficha pediatría

El cordón umbilical es el conducto flexible que incluye los vasos sanguíneos envueltos en una sustancia gelatinosa que va a comunicar el feto con la placenta y que es indispensable para la supervivencia dentro del útero materno.

Con el nacimiento y la respiración a través de los propios pulmones de forma autónoma, deja de tener su función.

El corte del cordón umbilical marca el inicio de la vida “independiente” de la madre.

Después del parto y la separación madre-hijo, una parte del cordón quedará junto a la placenta y otro pequeño trozo queda en la zona central del abdomen del bebé. Cuando caiga y seque será el ombligo.

Tras cortar el cordón umbilical y para evitar el sangrado, el cordón se pinza. Esa zona de cordón y pinza representa una especie de “apéndice” en la barriga del bebé que en unos días se caerá, dejando como cicatriz el ombligo.

Los cuidados del cordón en realidad son sencillos: la consigna es mantenerlo seco y limpio para facilitar su caída. La caída suele tener lugar entre los días 5 y 20 de vida.

Clásicamente se recomendaba utilizar algún antiséptico para su cura como el alcohol. Recientemente la evidencia nos habla de que simples lavados con agua y jabón parecen suficientes. Y como siempre, mantener seco evitando la humedad que puede predisponer a la infección.

Vestir al bebé con dos piezas, facilita que tenga la barriga más “aireada” y que el cordón esté en buenas condiciones.

Igualmente el baño, que tradicionalmente se recomendaba tras la caída del cordón, en realidad se puede hacer en cualquier momento. Eso sí, de nuevo es importante recordar un buen secado posterior para evitar la infección.