Pediatría

¿Los bebés pequeños pueden ir a la playa y a la piscina?

Recién he tenido a mi bebé y con la llegada del verano me gustaría saber si puedo llevarlo un rato a la piscina o a la playa.

Actualizado el

Ficha pediatría

Las mamás que dan a luz en los meses de primavera o verano, saben que el verano y las vacaciones de ese año van a ser un poco diferentes.

El postparto para las madres en verano implica no poderse bañar por el riesgo de infección y que los cambios hormonales acentúen la sensación de calor. Pero, ¿qué pasa con el bebé?

La verdad es que un bebé sano puede amoldarse a la mayoría de situaciones cotidianas, pero hay un elemento con el que tenemos que ser cuidadosos: la exposición al sol.

En los menores de 6 meses la piel es extremadamente fina y no protege del sol, de forma que las quemaduras son inevitables y la posibilidad de que el sol origine evaporación de agua y deshidratación son reales.

Por el mismo motivo – la piel tan fina y delicada- las cremas protectoras solares no se pueden utilizar a estas tiernas edades.

A partir de los 6 meses la situación cambia, y ya pueden aplicarse protectores con barrera física (las cremas que suelen ser más “pringosas” y dejar blanqueada la piel).

Así que en realidad el problema no es el agua, sino el sol.

Los bebés pueden bañarse en la playa y en la piscina pero no pueden estar expuestos al sol si son menores de 6 meses.

No hay una edad “límite” que marque la posibilidad de bañarse. De hecho dentro del útero materno están en un medio líquido, de forma que el medio acuático no les es para nada extraño.

El momento del baño puede ser plácido y relajante, pero también puede resultar estresante en función de algunas características como por ejemplo la temperatura del agua.

Debemos estar atentos a las señales de incomodidad que puede mostrar el bebé para acomodar la duración y el tipo de baño a ellas.