Pediatría

¿Todas las madres tenemos leche suficiente para alimentar a nuestros hijos?

A pesar de darle mucho de mamar a mi hijo siento que queda con hambre. ¿Es posible que mi leche no sea suficiente?

Actualizado el

Ficha pediatría

La naturaleza nos brinda la capacidad, al igual que al resto de mamíferos, de poder alimentar a nuestros hijos con la producción de leche en cantidad y calidad suficiente. Son escasas las situaciones en las que la producción de leche es realmente insuficiente.

La producción insuficiente de leche se conoce como hipogalactia.

La hipogalactia por causa materna suele estar causada por fármacos o por desajustes hormonales, como por ejemplo de las hormonas tiroideas, o por alteraciones del tejido mamario en personas que tienen el tejido extremadamente poco desarrollado o en algunos casos de cirugías previas.

También puede producirse hipogalactia cuando el bebé no estimula de forma adecuada la producción debido a una succión inadecuada. Suele ocurrir en bebés hipo o hipertónicos, con problemas anatómicos en la zona orofacial o inmaduros como por ejemplo ocurre con los prematuros.

El resto de situaciones suelen ser falsas hipogalactias y se pueden solucionar con un adecuado apoyo a la madre lactante, corrigiendo en algunos casos la postura al pecho, mejorando el agarre del bebé e incrementando la estimulación de la producción.

La evolución del peso del bebé es un indicador indirecto de si se está alimentando de forma correcta.

En el caso de que la progresión no sea la adecuada es necesario revisar todas las posibilidades e intentar estimular la producción, por ejemplo con un extractor (sacaleches) varias veces al día, antes de concluir que el problema es una hipogalactia.