Pediatría

Mi hijo se pasa todo el invierno resfriado, ¿esto es normal?

Durante los meses de frío mi hijo no sale de un resfriado. Se la pasa todo el tiempo con moquillo, tos y apenas mejora vuelve a enfermar.

Actualizado el

Ficha pediatría

Durante los primeros años de vida, los niños tienen un sistema inmunitario que no es completamente maduro, por eso es una época de la vida en la que son más frecuentes todos los cuadros infecciosos, especialmente los causados por virus.

El cuadro infeccioso más frecuente es el resfriado común. Y es tan frecuente a lo largo de la vida porque son cientos de virus los que pueden causarlo y que dejan solamente una inmunidad transitoria.

Los niños menores de un año pueden tener entre 4 y 8 resfriados al año, los niños entre 1 y 5 años pueden llegar a 7-8 resfriados al año. Estas cifras pueden multiplicarse, ¡hasta por 4! en los más pequeños cuando acuden a la escuela infantil. Es por ello que en muchos hogares la sensación es que el niño se pasa todo el invierno resfriado…. Y así es efectivamente: no ha acabado uno cuando está comenzando el siguiente y la solución de continuidad es difícil de percibir.

Los niños que acuden a la escuela infantil se acaban enfermando más porque están en contacto con otros niños que están enfermos o incubando alguna enfermedad. El contagio en espacios relativamente pequeños es frecuente, sobre todo si tenemos en cuenta que por la edad no tienen integradas algunas normas de higiene, y comparten juguetes, chupetes y demás enseres.

La principal forma de prevenir los resfriados es mediante el lavado de manos frecuente. Tanto de los adultos que estamos en contacto con los niños como de los propios niños.

En el caso de un resfriado, el tratamiento es sintomático. Deben tratarse la fiebre y el malestar si existen.

El lavado nasal con suero salino es el mejor remedio, dado que arrastra las secreciones de la vía aérea y descongestiona. Intentar que duerma un poco incorporado mejorará su sensación de obstrucción nasal en el momento de dormir.