Reumatología

Dolor y rigidez de hombros por las mañanas

Cada día al levantarme mis hombros están doloridos y bastante rígidos. ¿A qué puede deberse?

Dra. Concha Delgado

Portavoz de la Sociedad Española de Reumatología

Estos síntomas son característicos de la polimialgia reumática. Quienes la sufren tienen un intenso dolor acompañado de rigidez de más de 30 minutos, sobre todo al despertar por la mañana, aunque también después del reposo.

Las zonas más afectadas son hombros, caderas, cuello y zona baja de la espalda. Actividades como levantarse de la silla, de la cama, subir escaleras o elevar los brazos resultan muy dificultosas.

Incluso puede haber fiebre, pérdida de peso y mucho cansancio.

Si te sientes identificada con estos signos, te recomiendo que acudas a tu médico de familia. Seguramente te pedirá un análisis de sangre y valorará una posible visita al reumatólogo.

El primer tratamiento de la polimialgia reumática es con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pero si están contraindicados o son ineficaces, se recurre a los corticoides a dosis medias o bajas.

Con esta medicación se mejora, pero es importante que se cuiden dos aspectos, el ejercicio y la dieta, porque los cortocoides pueden:

  • Provocar una disminución de la masa muscular y ósea. Por eso, es imprescindible realizar ejercicio aeróbico (caminar deprisa, bicicleta estática...) y, en cuanto se pueda y dentro de las posibilidades de cada uno, hacer ejercicios de fuerza de las extremidades (sentadillas, con pequeñas pesas...). Eso sí, nunca debe suponer una carga para las articulaciones.
  • Producir ganancia de peso y elevar el nivel de azúcar en sangre. Se debería seguir una alimentación equilibrada y variada que, además, sea rica en alimentos que aportan calcio (lácteos, frutos secos entre otros). Hay que evitar los azúcares refinados, las grasas saturadas (fritos, grasa de la carne y de los embutidos) y el exceso de carbohidratos.