Reumatología

¿Cómo tratar un dolor en el hombro que no disminuye?

Me han dicho que quizá tenga "síndrome del pinzamiento". ¿Es complicado de tratar?

Por la Dra. Mª Luz García Vivar - Portavoz de la Sociedad Española de Reumatología

Antes de explicarte cómo lo tratamos, conviene que sepas qué es lo que está pasando en tu hombro. Esta es una estructura compleja en la que se articulan tres huesos (la clavícula, el omoplato y el húmero) que están reforzados por una cápsula y unos tendones, que conocemos como “manguito de rotadores”.

Con la edad, aunque también puede darse por otras razones (calcificaciones, presencia de líquido...), los canales de paso de estos tendones se reducen y aparece un dolor en el hombro (delante y al lado) que desciende por el brazo, a veces hasta la mano. Frecuentemente la movilidad está limitada: cuesta llevar la mano al picaporte, abrir la puerta del coche...

El tratamiento, además de tomar analgésicos si es necesario, se basa en la aplicació de frío-calor según la intensidad y ritmo del dolor:

  • El dolor intenso-nocturno requiere frío.
  • El menos intenso-diurno se puede aliviar con calor.

El especialista te indicará si necesitas una rehabilitación específica, una infiltración o si es conveniente extraer un derrame o completar el estudio (con un análisis de sangre, por ejemplo) para evaluar la presencia de alguna enfermedad reumática inflamatoria o de otra naturaleza. La cirugía se reserva a los casos que no mejoran con el tratamiento habitual.

Para prevenir y mejorar esta dolencia es importante que hagas ejercicio regular, poniendo especial atención en conservar la movilidad del hombro e insistir en las situaciones en las que notes dificultad: al peinarte, al pintar, al secarte la espalda...

Dormir con una almohada alta, si no tienes problemas de cervicales, puede aliviar el dolor, así como no echarte de lado sobre el brazo estirado hacia la cabeza, ni por debajo ni por encima de la almohada.