¿Estás tomando omega 3? La OCU alerta de algunos riesgos de estos suplementos

La EMA confirma que los medicamentos a base de omega 3 que se toman para bajar los triglicéridos pueden provocar algunos problemas de corazón. ¿Qué ocurre con los suplementos?

Actualizado a
SUPLEMENTOS OMEGA 3

Los ácidos grasos omega 3 ayudan a reducir los triglicéridos.

istock
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha confirmado que los medicamentos a base de omega 3 pueden provocar un nuevo efecto adverso: fibrilación auricular, un trastorno del ritmo cardiaco, en personas con problemas cardiovasculares. Este tipo de fármacos se utilizan para bajar los triglicéridos, pero ¿qué ocurre con los suplementos de omega 3 que suelen tomarse para controlar el colesterol o los triglicéridos? La OCU se pregunta si también pueden provocar el mismo efecto y pide a las autoridades sanitarias que faciliten la información necesaria.

"Hasta tener más información, y aunque las alegaciones de los complementos alimenticios van dirigidos a población general sana, desde OCU recomendamos a quienes estén consumiendo complementos alimenticios de omega 3 y tengan problemas cardiovasculares o factores de riesgo, lo pongan en conocimiento de su médico", aconseja la OCU.

¿Qué son los omega 3?

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa esencial para el cuerpo, lo que significa que el organismo no puede producirlos por sí mismo y, por lo tanto, deben obtenerse a través de la dieta. Hay tres tipos principales de ácidos grasos omega 3: ácido alfa-linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Estas grasas buenas destacan, entre otras muchas funciones, por su capacidad para reducir los triglicéridos, un tipo de grasa presente en la sangre que aumenta el riesgo cardiovascular. Los omega 3, en particular el EPA y el DHA, disminuyen la producción de triglicéridos en el hígado y favorecen su eliminación en la sangre.

Los omega 3 se encuentran de forma natural en pescados grasos como el salmón, la trucha, la caballa, el arenque y las sardinas, que son excelentes fuentes de EPA y DHA. También en vegetales como la linaza, las semillas de chía y las nueces, que son ricos en ALA.

De hecho, el consumo de alimentos ricos en omega 3 en el contexto de una dieta saludable debería ser suficiente para mantener a raya los triglicéridos, pero cuado no es posible hay varios medicamentos autorizados para tratar la hipertrigliceridemia a base de ácidos grasos omega 3.

Medicamentos con omega 3

Según indica la OCU, en España se comercializan 4 medicamentos a base de omega 3 para tratar la hipertrigliceridemia y todos ellos requieren receta médica:

  • Ácidos omega 3 Kern Pharma 1.000 mg cápsulas blandas
  • Ácidos omega 3 Strides 1.000 mg cápsulas blandas
  • Ácidos omega 3 Teva 1.000 mg cápsulas blandas
  • Omacor 1.000 mg cápsulas blandas

Estos fármacos contienen una mezcla de dos tipos de omega 3: EPA (460 mg) y DHA (380 mg). La dosis indicada son 2 cápsulas diarias y pueden tomarse un máximo 4 si no se controlan los niveles de triglicéridos, siendo la dosis máxima 4 gramos al día.

Efectos adversos

La OCU recuerda que los medicamentos a base de omega 3 pueden provocar efectos adversos tal y como se indica en el prospecto: los más comunes son indigestión y náuseas, y también pueden causar gastroenteritis, mareos, alteraciones del gusto, reacciones alérgicas, etc.

Ahora, la EMA ha confirmado que estos fármacos pueden provocar fibrilación auricular en personas con enfermedad cardiovascular (que hayan sufrido un infarto de corazón, una angina de pecho o un ictus) o con algún factor de riesgo cardiovascular como obesidad, colesterol malo elevado, hipertensión, diabetes o tabaquismo. 

Qué es la fibrilación auricular

La fibrilación auricular (FA) es un trastorno del ritmo cardíaco que afecta las cámaras superiores del corazón, llamadas aurículas. En lugar de contraerse de manera coordinada y regular, las aurículas experimentan contracciones rápidas y desorganizadas, lo que impide que se contraigan bien estas cavidades. En lugar de generar un latido cardíaco regular, se producen múltiples impulsos eléctricos caóticos en las aurículas.

La fibrilación auricular puede provocar frecuencia cardíaca irregular y formación de coágulos sanguíneos (debido a la contracción irregular de las aurículas, la sangre puede acumularse en ciertas áreas del corazón, lo que aumenta el riesgo de formación de coágulos sanguíneos). Estos coágulos pueden desprenderse y viajar a través del torrente sanguíneo hacia otras partes del cuerpo, lo que aumenta el riesgo de ictus.

Los síntomas de la fibrilación auricular pueden incluir palpitaciones, debilidad, fatiga, mareos, dificultad para respirar y en algunos casos, dolor en el pecho.

 

¿Qué pasa con suplementos de omega 3?

Es la pregunta que se hace la OCU. Muchas personas toman suplementos alimenticios a base de omega 3, principalmente para controlar el colesterol.

"Como estos complementos alimentarios quedan fuera de la competencia del regulador de medicamentos, no se sabe si la advertencia de la EMA sobre los medicamentos omega 3 es aplicable también a los complementos alimenticios, aunque es posible que así sea, pues los ácidos grasos de los complementos alimenticios de omega 3 suelen ser los mismos que los de los medicamentos. No obstante, en general, en los complementos alimenticios los ácidos grasos suelen estar presentes en menor cantidad y a menor dosis diaria recomendada", apunta la OCU en el comunicado.