Los trucos de la OCU para que no te cuelen pan congelado

Por muy buen aspecto que tenga, el pan que compras puede no ser lo que parece. Venden pan con semillas que dan pie a pensar que es artesanal o de mejor calidad y no es más que otra versión de pan industrial congelado. La OCU ha dado claves para distinguir el pan congelado.

Actualizado a
identificar pan congelado
Istock

El pan de ciertos establecimientos suele contener más aditivos para lograr una mejor apariencia.

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

El pan sigue siendo una de las bases de nuestra alimentación, sobre todo en países como España y en la dieta mediterránea, basada en los cereales. Pero no todo el pan es igual.

Los nutricionistas, cada vez en mayor número, alertan de que se comercializa un tipo de pan menos saludable. Un pan que se distribuye sobre todo en tiendas no especializadas pero que desgraciadamente cada vez se extiende más por su bajo precio.

¿el pan de supermercado es igual de bueno?

El pan se ha criticado por su consumo excesivo. Se ha dicho que el pan engorda. Y no es que engorde el pan sino la cantidad de pan y sobre todo, lo que pongas al pan. El pan aporta hidratos de carbono necesarios en una dieta equilibrada.

Otro aspecto es qué tipo de pan compras. Sí hay críticas al pan "de supermercado" y de algunas franquicias de panaderías porque:

  • Suele contener más aditivos para lograr una mejor apariencia. Este pan está precocido en fábrica. Se descongela y acaba de calentar en la tienda. El pan artesano se cuece una sola vez.
  • Suele tener más sal y azúcar que el pan hecho de manera artesanal. También por eso está menos duro al día siguiente, como sí pasaba con el pan de antes.
  • Tiene un mayor índice glucémico. Significa que el nivel de azúcar sube más rápido en la sangre. Estos picos de glucemia (azúcar) aumentan el riesgo de diabetes y el sobrepeso.
  • Tienen menos fibra, por lo que la digestión es peor. Sobre todo el pan blanco. Por eso siempre se recomienda optar por el pan integral, sea la variedad de pan que sea. Además, el pan artesanal suele tener más vitaminas y minerales.

Cómo distinguir el pan congelado

Pero cómo distinguir que me están dando un pan fresco o congelado. En general, si es de supermercado, hay que ponerlo en duda. Sobre todo si no ves el horno cerca.

Pero no es una norma fija. Puede haber supermercados que cuenten con su horno artesanal. Y otros que “cuelan” como artesanal un pan a base de ponerle semillas por encima o darle un nombre comercial engañoso.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos ha dado algunas claves para poder aclararnos en medio de estas estrategias de marketing que despistan. Estas son algunas de las pistas para saber si el pan ha sido congelado previamente:

  • Desconfía si todo el pan tiene el mismo aspecto. Las barras del pan industrial son idénticas en tamaño y forma. Las del pan artesano varían ligeramente de tamaño. Cada pieza es única. Tiene más irregularidades.
  • El color suele ser más brillante en el pan congelado. Precisamente por los aditivos para darle mejor aspecto. El pan artesanal no intenta ser un reclamo, sino tener el color del cereal tostado.
  • No hay aroma a levadura. Huele el pan y si no huele a nada, no hay olor intenso a levadura, es pan congelado.
  • Es más ligero respecto a su tamaño. El pan artesanal es más pesado porque su miga es más densa. Las barras de pan congelado sorprenden al cogerlas porque pese a su tamaño es más ligero.
  • La corteza es más fina que la del pan tradicional. En el pan artesano incluso puedes diferenciar hasta dos capas: una primera corteza dura y una de transición hacia la miga.

Qué tipo de pan es mejor

La oferta de pan hoy en día es tan grande que ya no basta con aclarar que es mejor el pan artesanal que el pan congelado. En los de un tipo y otro también hay un numerosas variedades. Aquí tienes algunas pistas más.

  • No necesita ser el más caro. El pan congelado suele ser mucho más barato. En ese sentido, es mejor rascarse el bolsillo. Pero que al pan le añadan nueces u otros detalles gourmet no lo van a hacer mucho más sano.
  • Opta por pan integral. Tiene más fibra y la microbiota intestinal agradecerá más un pan integral que el pan blanco.
  • Si haces dieta, el pan de centeno o espelta. El pan de centeno tiene menos calorías que el de trigo y en cambio aporta más fibra, por lo que es mejor si tienes problemas de estreñimiento. El pan de espelta también es menos calórico.
  • Para celíacos. Existen opciones como el pan de trigo sarraceno y el pan de maíz, que no contienen gluten.