Medicamentos fotosensibilizantes: qué fármacos dejan la piel más sensible al sol

Es importante saber qué medicamentos provocan fotosensibilidad y cómo puede reaccionar tu piel para evitar que ocurra. La dermatóloga Miren Marquina nos explica qué precauciones hay que tener en cuenta si estás tomando fármacos y te expones el sol.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Medicamentos fotosensibles: fármacos que dejan la piel más sensible al sol
iStock by Getty Images

Antibióticos, diuréticos o algunas pomadas antiinflamatorias pueden provocar reacciones en la piel si te expones al sol.

Los fármacos fotosensibilizantes pueden provocar que la piel reaccione de forma exagerada frente al sol. Cuando eso pasa , la piel se queda más vulnerable al daño solar y, por otro lado, los síntomas que originan son antiestéticos y molestos (enrojecimiento, picor, urticaria...).

¿Sabes cuáles son los medicamentos que pueden dar más problemas? ¿Qué señales te indican que ese fármaco no "casa" bien con el sol? ¿Qué hacer en caso de que debas tomarlos?Para salir de dudas, hemos hablado con la Dra. Miren Marquina, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología y una de las coordinadoras de la campaña Euromelanoma.

¿Qué fármacos tienen más riesgo de provocar reacciones en la piel con el sol?

Los fármacos que pueden provocar reacciones con el sol (fármacos fotosensibilizantes) pueden ser tanto orales como tópicos.

  • Antibióticos (tetraciclinas, quinolonas..).
  • Fármacos para las arritmias (amiodarona).
  • Diuréticos (tiazidas).
  • Pomadas de antiinflamatorias (ketoprofeno, piroxicam).

¿Qué productos de higiene o cosméticos que pueden provocar reacciones alérgicas?

Los fotoprotectores solares con filtros químicos. que contienen octocrileno y oxibenzonas tienen mayor riesgo de provocar reacciones alérgicas.

Es clave también evitar tomar el sol habiendo usado productos que contengan perfumes (sobre todo aceite de bergamota, almizcle) y salicilanilidas halogenadas (es habitual en jabones y desodorantes) porque también son fotosensibles.

¿Qué síntomas en la piel provoca un fármaco fotosensible?

Las reacciones en la piel inducidas por medicamentos y exposición solar pueden ser causadas por 2 mecanismos: fototoxicidad y fotoalergia.

Ambas se manifiestan en las zonas que han estado expuestas al sol (es decir, no aparecen en zona tapada por ropa o por el reloj, detrás de orejas...).

  • La fototoxicidad es mucho más frecuente; se observa un enrojecimiento (eritema) exagerado entre minutos y horas desde la exposición solar (causado por ejemplo, por la toma de antibióticos).
  • La fotoalergia se presenta en forma de eccemas (enrojecimiento, vesículas, descamación...) y suele estar causada más frecuentemente por fármacos tópicos (cremas, pomadas...). Esta última, en ocasiones puede extenderse hacia zonas no expuestas al sol.

¿Cómo saber si un fármaco puede provocar reacción con el sol y qué podemos hacer para evitarlo?

Si un fármaco puede causar fotosensibilidad (fotoalergia o fototoxicidad), dicha reacción adversa está descrita en su prospecto.

Para evitar tener problemas, la mejor recomendación consiste en proteger adecuadamente las áreas expuestas al sol (con una protección solar muy alta pero, sobre todo, con el uso de ropa) y suspender dicho fármaco una vez que se ha diagnosticado la fotosensibilidad. En todo caso, hay que consultarlo siempre con el médico.

¿Los anticonceptivos orales también pueden provocar reacción?

El riesgo que tienen estos fármacos es la aparición de melasma en la cara.

  • Se trata de manchas de color marrón oscuro en zona central (frente, labio superior...) o mejillas habitualmente. No tienen ninguna repercusión médica, pero alteran la estética facial.
  • Es muy importante usar protectores solares con índice 50+ que, aunque en las personas predispuestas a tener melasma no lo evita del todo, hace que sea menos visible.

¿Qué precauciones se deben tomar para evitar la fotosensibilidad al sol?

Antes de tomar el sol, si se está tomando algún tipo de fármaco, comprueba en el prospecto si aparece un símbolo de precaución con un sol y una nube.

Si es así, debe utilizarse un fotoprotector con un factor solar más elevado del que se está acostumbrado a utilizar o, como decía la Dra. Marquina, cubrir con ropa las zonas expuestas al sol, en especial las más delicadas como el escote.