Diana Llorens

Periodista

Casi la mitad de los europeos tiene una enfermedad cutánea
iStock by Getty Images

Las enfermedades dermatológicos son todos aquellos que afectan a la piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo. Incluyen un grupo muy amplio de patologías que va desde simples reacciones cutáneas sin mayores consecuencias hasta enfermedades potencialmente mortales como el melanoma.

Los resultados de una encuesta de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV, por sus siglas en inglés) indican que un 47,9% de los europeos tuvo una enfermedad o problema cutáneo en el último año.

Al menos una enfermedad cutánea

La encuesta es la más grande realizada hasta la fecha en Europa y se ha hecho en 44.689 personas de 18 años o más de 27 países europeos (la Unión Europea más Noruega, Reino Unido y Suiza).

Los resultados preliminares, que se dieron a conocer en el 30 Congreso Anual de la EADV, indican que casi la mitad de 21.401 participantes ha tenido al menos un problema cutáneo en los últimos 12 meses.

  • De promedio, los afectados dijeron tener una mediana de dos enfermedades cutáneas.

Esto significa que, si extrapoláramos estos resultados al total de la población europea de (408 millones de personas de 18 años en adelante), más de 195 millones de adultos en Europa tendrían un problema cutáneo.

Infección por hongos

Los datos revelan que la afección cutánea más común entre los encuestados es la infección cutánea por hongos (micosis), que afecta a casi una de cada 10 personas (el 9,07%).

Las micosis pueden afectar al cabello, las uñas, la piel y también a las mucosas, y suelen ser patologías benignas que no implican un riesgo para la vida de la persona.

  • El calor, la humedad, una higiene deficiente, los tratamientos prolongados con antibióticos o corticoides, el uso de detergentes muy agresivos o tener el sistema inmune debilitado pueden favorecen su aparición.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica (también conocida como eccema) es muy común y afecta a más de 1 de cada 20 personas, concretamente el 5,34% de los encuestados afirmaron padecerla.

Se trata de un trastorno inflamatorio crónico debido a un mal funcionamiento de la barrera protectora de la piel que provoca enrojecimiento, picazón e hinchazón.

  • Generalmente empieza en la infancia, aunque pude manifestarse a cualquier edad y suele existir un patrón genético y hereditario que hace que en algunas familias sea más frecuente. También se da más a menudo en personas con alergias (al polen, los animales, alimentarias...).

Suelen ocurrir exacerbaciones o brotes periódicos que pueden desaparecer por un tiempo, incluso durante años. Factores como el estrés, el contacto con alérgenos o tener el sistema inmune debilitado, entre otros, pueden desencadenar estos brotes.

Alopecia

La pérdida de cabello o alopecia se considera también un problema cutáneo y el 5,22% de los encuestados afirma sufrirla.

  • Aunque suele asociarse a los hombres adultos, lo cierto es que existen muchos tipos distintos de alopecia que pueden afectar a personas de ambos sexos y de todas las edades (aunque afecta más a los hombres).

La pérdida del pelo puede darse en la cabeza o en cualquier otra parte del cuerpo y puede ser temporal o permanente.

Sus causas son diversas: desde factores hereditarios hasta problemas hormonales, el estrés, diferentes enfermedades o simplemente a debido al envejecimiento.

Acné

El acné es también un problema común que dicen sufrir el 5,49% de los europeos adultos.

Ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células muertas, dando lugar a granitos y puntos negros, principalmente en la cara, el cuello, la espalda y el pecho.

  • Aunque suele presentarse en la pubertad (entre los 15 y los 19 años), también se da en la edad adulta.

Los principales factores vinculados a la aparición o el empeoramiento del acné son los cambios hormonales, el uso de algunos medicamentos (como los corticosteroides o el litio), la alimentación (se cree que los alimentos ricos en carbohidratos lo empeoran) o el estrés.

Otros problemas cutáneos

Además de las enfermedades cutáneas mencionadas, es también muy común sufrir síntomas o sensaciones difusas en la piel como tirantez o picazón, pero aun sin un diagnóstico específico.

  • El 20% de las personas encuestadas afirmaron tener síntomas como estos que requirieron la visita al dermatólogo.