crema anticelulitica

Genética, problemas circulatorios, edad, falta de actividad… En la aparición de la celulitis intervienen muchos factores, algunos más fáciles de controlar que otros, y casi ninguna mujer se escapa de ella (en mayor o menor medida, el 90% la sufre).

Por suerte, los laboratorios cosméticos han conseguido productos muy eficaces que ayudan a combatirla si eres constante.

Qué hacen los activos que mejor actúan

Las fórmulas anticelulíticas actuales más efectivas incluyen activos que...

Son “quemagrasas” o lipolíticos

  • Favorecen la salida de los triglicéridos de las células grasas (adipocitos) y los rompen para dar lugar a ácidos grasos libres, que se eliminan de forma natural.
  • El activo lipolítico más frecuente es la cafeína pura, a una dosis del 2-5%.
  • También se utilizan los extractos de plantas (café, guaraná, té verde, cacao) que contienen cafeína u otras moléculas muy similares, así como las algas ricas en yodo (fucus, laminaria).

Activan el metabolismo

  • Destacan la carnitina, el GP4G, el extracto de Coleus forskohlii y las algas.
  • Facilitan la transformación de los ácidos grasos en energía.

Frenan la formación de células grasas

  • Son los llamados inhibidores de la adipogénesis, es decir, activos que evitan la maduración de nuevos adipocitos para que estos no puedan almacenar grasa.
  • Son los ingredientes más novedosos y entre ellos destacan el karkadé, el extracto de soja y la glaucina.

“Rompen” los nódulos celulíticos (fibrinolíticos)

  • En este grupo se incluyen enzimas como la tiomucasa, la papaína y la bromelaína.

Protegen los capilares y tienen acción drenante

  • Refuerzan la pared de los vasos sanguíneos y mejoran la circulación de la sangre y de la linfa, así como la eliminación de líquidos.
  • Se emplean los extractos de castaño de Indias, hiedra y ruscus; y el aceite esencial de pomelo.

Favorecen la circulación

  • Como el mentol y el aceite esencial de romero. También se utilizan sustancias con “efecto calor” como los nicotinatos, que aumentan la temperatura local de forma transitoria.

Son reestructurantes y reafirmantes

  • Estimulan la formación de las fibras de colágeno y elastina, que están dañadas por el excesivo número y tamaño de los adipocitos.
  • Los más eficaces son el silicio, el retinol y la centella asiática.

Antioxidantes

  • Como la vitamina E, que evitan el deterioro de los tejidos.

Cuáles debes priorizar según tu caso

Antes de comprar fíjate en la etiqueta, y averigua si tu crema es completa y se adapta a tus necesidades.

En caso de celulitis dura

Es compacta, difícil de pellizcar y de eliminar. Este tipo de celulitis afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes y se localiza sobre todo en la zona de los muslos y los glúteos.

  • Te convienen, además de los activos estrella (cafeína, carnitina o extracto de soja), otros que "rompan" los nódulos fibrosos como la tiomucosa.

Si es blanda

Es más común a partir de los 35 años y afecta a áreas como los muslos y los glúteos, pero también a la tripa y a los brazos. En este tipo de celulitis los hoyuelos se observan más claramente y su consistencia es mucho más flácida.

  • Conviene que el producto incluya activos reafirmantes (además de “quemagrasas” y activadores del metabolismo).

Cuando es edematosa (con hinchazón)

En este caso el problema se localiza en las piernas y hay retención de líquidos. Aparece en mujeres de todas las edades, principalmente entre 20 y 40 años, y resulta menos frecuente que las dos anteriores.

  • Elige fórmulas con protectores capilares y desinfiltrantes.

Encuentra tu textura idónea

Las opciones a elegir en este sentido son muchas:
  • Los geles, los sérums y los sprays son más cómodos de usar en verano o si necesitas una rápida absorción (por ejemplo, si los aplicas por la mañana y te tienes que vestir inmediatamente).
  • Las cremas y los aceites resultan ideales para las pieles más secas o para ponértelas por la noche con un masaje prolongado.

La elección depende de tus preferencias, pero ten en cuenta que influye en los resultados. Recuerda que la eficacia anticelulítica es mayor si el producto permanece sobre la piel –por lo tanto, es mínima en los jabones– y si se tiene que aplicar mediante un masaje.

Tags relacionados