alergia sol

Actualizado el

alergia sol

Pequeños granitos rojos aparecen en el escote, los brazos e incluso en la parte superior del pie y parece que toda la piel te pica. No te has quemado, lo que está pasando es que tu piel reacciona a la luz solar. Es una especie de alergia al sol.

Los profesionales de la salud se refieren a este tipo de reacción como fotodermatosis y lo definen como un conjunto de trastornos en los que, ya sea en su origen o en su desarrollo, interviene la radiación solar.

  • A pesar de que esta alergia cada vez es más común, todavía sus causas no están del todo identificadas. La doctora Cristina Villegas, jefa de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja sostiene que "las enfermedades que engloba la dermatosis pueden ser de origen desconocido (erupción polimorfa lumínica y urticaria solar) o por la reacción a un medicamento que genera fotosensibilidad".

qué es una ERUPCIÓN LUMÍNICA

Es la forma más común de este tipo de alergia e, igual que la urticaria, no se conoce la causa que la produce. Según la experta, "es una reacción a los rayos UV –y a veces también a la luz visible (espectro de radiación electromagnética que el ojo humano puede percibir)– que se manifiesta en las zonas del cuerpo expuestas al sol. Esto ocurre "normalmente 30 minutos después de haber tomado el baño solar o unas horas después".

Relacionado con este artículo

Pero, ¿de qué clase de reacción estamos hablando? Las erupciones de este tipo de fotodermatosis son lesiones que suelen aparecer en el cuello, escote y brazos y que tal y como describe la doctora Villegas:

  • Son rojas (eritematosas).
  • Pican mucho (pruriginosas).
  • Pueden ser elevadas, de bordes definidos, de contenido sólido y de menos de 1 cm. (pápulas).
  • ... Y si miden más de un centímetro se las llama placas.

La buena noticia es que no son graves y que las perderás de vista en pocos días o en unas semanas. Para acabar con las lesiones leves o moderadas la doctora recomienda el uso de corticoides tópicos, pero siempre bajo supervisión médica.

Es más frecuente en mujeres y en aquellas personas que viven en lugares con un clima nórdico.

El mejor tratamiento es la prevención y para ello la experta recomienda "usar una crema protectora de amplio espectro y, por supuesto, tomar el sol con moderación".

la Urticaria solar

Si te aparecen habones o ronchas que pican mucho es posible que tu diagnóstico sea urticaria solar. Este tipo de fotodermatosis es menos frecuente que la erupción polimorfa lumínica y sus efectos dependerán del componente del espectro UV (UVA, UVB y luz visible) que la produce.

  • En estos casos, el tratamiento puede ser complicado. Generalmente el especialista suele recurrir a antihistamínicos, corticosteroides tópicos y por supuesto, recomienda protectores solares de elevado filtro solar (50+). En los casos más severos, se usan otros fármacos como los antipalúdicos.

Incluso con tratamiento, la urticaria solar puede tardar años en desaparecer.

Aunque sin duda es muy molesto y puede llegar a ser incapacitante, lo cierto es que "no reviste gravedad si tomamos las medidas de protección y de tratamiento referidas", afirma tranquilizadora la doctora.

fotosensibilidad y medicamentos

Otro de los posibles orígenes de tu alergia puede estar en la combinación fatal de exposición al sol con el consumo de un fármaco. Y es que no es difícil que eso ocurra, ya que "se conocen más de 100 sustancias que, ingeridas o en aplicación tópica, pueden originar reacciones de fotosensibilidad", apunta la experta consulta por Saber Vivir.

Al hablar de fotosensibilidad distingue dos tipos: fototoxicidad y fotoalergia.

  • Todos estamos expuestos a la aparición de un episodio de fototoxicidad. Para poder evitarlo es bueno saber qué sustancias pueden ser consideradas un riesgo. Algunas de las más comunes se encuentran entre los componentes de determinados perfumes, alquitrán de hulla (presente en algunos medicamentos y champús) o plantas que contienen furocumarina (limas, apio o el perejil).

Los componentes de algunos fármacos e incluso de alimentos lo pueden desencadenar

  • También hay que estar alerta con los antibióticos, algunos diuréticos y los fármacos utilizados para la terapia fotodinámica, empleada en las enfermedades de la piel y tratamientos estéticos antienvejecimiento.
  • Cuando somos víctimas de una reacción fotoalérgica, "las lesiones sobrepasan las zonas fotoexpuestas y suelen aparecer ronchas, habones o lesiones tipo eccematoso", indica la experta quien añade que la fotoalergia se produce "a través de un mecanismo inmunológico en en personas predispuestas"

Sea fototoxicidad o fotoalergia, el tratamiento para la fotosensibilidad química es mediante corticoides tópicos y, por supuesto, evitar exponerte al sol de forma premeditada.

¿Y la alergia al sudor?

Los expertos coinciden en afirmar que como tal, la alergia al sudor, no existe. Lo que ocurre es que "el sudor puede activar o empeorar una dermatitis existente previamente, como ocurre en los pacientes con dermatitis atópica", nos dice la doctora Cristina Villegas.