Crean tintes permanentes que no provocan alergia

Unos investigadores han desarrollado tintes de pelo permanentes que no causan alergias. Lo han hecho reduciendo el potencial alérgico de la parafenilendiamina (PPD), un químico eficaz para cubrir las canas pero que penetra mucho en la piel.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Descubren cómo desarrollar tintes permanentes que no provoquen alergia
iStock by Getty Images

Los productos cosméticos son fuente de alergias y uno de los más problemáticos son los tintes de cabello permanentes.

En los últimos años, se ha observado un aumento de los casos de dermatitis alérgicas provocadas por la parafenilendiamina (PPD), un químico habitual en este tipo de tintes.

Ahora, un equipo de investigadores ha descubierto cómo reducir el efecto alérgico de esta sustancia para desarrollar tintes igualmente permanentes pero menos dañinos.

los Tintes penetran el la piel

La parafenilendiamina es una amina aromática que fue sintetizada en Alemania en 1883. El objetivo era conseguir una sustancia con propiedades antioxidantes y de tinción.

Se utiliza en gomas, tinta de impresión, productos fotográficos, calzado, lacas, sombras de ojos o tatuajes de henna, pero uno de los usos más comunes son los tintes de cabello permanentes.

Cuando se aplica como tinte de pelo, sufre una reacción química que oscurece el color del pelo y no desaparece con el tiempo. Por eso son productos muy eficaces para cubrir las canas.

  • El resultado cosmético es genial, pero también penetra con facilidad en la piel, favoreciendo la sensibilización y posterior desarrollo de dermatitis de contacto alérgica.

Cabe recordar que las alergias no surgen de un día para otro, puedes llevar años usando un tinte hasta que, de pronto, te empieza a provocar molestias.

  • Se estima que la dermatitis alérgica provocada por parafenilendiamina afecta hasta un 4% de la población, aunque su incidencia está aumentado a edades cada vez más tempranas porque el uso de tintes permanentes es cada vez más habitual.

riesgo de dermatitis alérgica

Como decíamos, cuando se aplica parafenilendiamina en forma de tinte de pelo, se produce una reacción química que lo oscurece.

Pero esta reacción también puede producir compuestos que se unen a las proteínas en la piel provocando respuestas alérgicas.

Los síntomas cutáneos pueden aparecer entre 24 y 72 horas después de aplicar el tinte en personas previamente sensibilizadas; o bien entre 4 y 14 días después en aquellas que se exponen por primera vez.

  • Si la reacción alérgica es aguda puede llegar a ser muy aparatosa porque provoca un eccema que puede afectar al cuero cabelludo, la frente, los párpados y el cuello.

En profesionales de la peluquería que trabajan a diario con estos productos, la alergia a la parafenilendiamina se presenta en forma de eccema crónico de manos.

La parafenilendiamina también puede aumentar la sensibilización a otros químicos que se encuentran en protectores solares y cosméticos.

Evitar la parafenilendiamina

Tanto si la alergia es grave como si es más leve, hay que evitar el producto.

Sin embargo, cuando las molestias no son muy intensas muchas personas siguen usando este tipo de tintes, con el riesgo de que la alergia empeore hasta llegar a producir un cuadro agudo.

Por eso los dermatólogos insisten en que es necesario concienciar a la población del riesgo potencial de alergia que tienen los tintes permanentes.

Y también de la necesidad de modificar la composición de los tintes capilares para que no den tantos problemas.

Alternativas eficaces pero seguras

Hasta ahora, las alternativas propuestas a la parafenilendiamina no eran solubles en agua y su seguridad no estaba bien demostrada.

Un equipo de investigadores liderado por Gopalakrishnan Venkatesan, de la Universidad de Singapur, ha estado investigando opciones que evitaran los problemas de este químico y a su vez proporcionaran una coloración permanente del cabello.

  • Para ello, prepararon 7 tintes basados en PPD pero con modificaciones en el núcleo de la amina aromática para que fueran menos reactivos con las proteínas de la piel y no se absorbieran tanto.
  • Los siete compuestos tiñeron permanentemente las muestras de cabello, produciendo una gama de tonos desde rosados ​​hasta negros profundos que no se fueron, incluso después de tres semanas de lavado diario.
  • Luego, el equipo sometió a los tintes a una prueba que se utiliza habitualmente en el mundo de la cosmética para determinar si un producto es un sensibilizador de la piel.

Cinco de los colorantes modificados eran sensibilizadores "débiles", mientras que el PPD era "moderado".

Otra prueba mostró que los nuevos compuestos generaron una respuesta inflamatoria reducida en las células de la piel en comparación con el PPD.

"Estos resultados sugieren que los nuevos tintes pueden teñir el cabello de manera efectiva y al mismo tiempo evitar los posibles riesgos alergénicos y de sensibilización en comparación con los tradicionales", señalan los autores del estudio.

Ahora solo falta que la industria cosmética tome nota.