Perder peso sin hacer dieta siguiendo el método de los 4 elementos: fácil y sin restricciones

La dieta, el ejercicio y contar calorías no son la única solución para adelgazar. Hay algo más sencillo y saludable.

BEGOÑA BERNÁLDEZ
Begoña Bernáldez

Periodista especializada en nutrición, estilo de vida y psicología

Actualizado a

método 4 elementos

Una estrategia sencilla con resultados comprobados.

Istock

¿Te has cansado de preguntarte qué comer, a qué hora y en qué cantidad? ¿Sientes que has probado distintas dietas pero ninguna te ha dado resultados duraderos? ¿O te sigues preguntando si la grasa está prohibida, o si puedes tomar agua entre comidas?

Si te identificas con estas preguntas, no eres la única. Muchas personas pasan años buscando una dieta milagrosa o el producto mágico que les permita perder peso sin esfuerzo. Sin embargo, la solución podría ser más sencilla de lo que imaginas. 

A menudo, las restricciones y prohibiciones se convierten en una forma de vida, pero rara vez producen resultados duraderos. ¿Y si la clave no estuviera en la dieta en sí? Si has intentado múltiples regímenes sin éxito, tal vez sea el momento de replantearte el método de los 4 elementos, un enfoque propuesto por la Escuela de Nutrición Emocional basado en una nutrición saludable y equilibrada que te permitirá disfrutar de la comida sin sentirte culpable.

La dieta y el ejercicio no son la única solución para adelgazar

Las dietas se han vuelto un recurso común para quienes buscan perder peso, muchas veces impulsadas por la falta de aceptación corporal o autoestima. Pero, ¿por qué tantas personas siguen luchando con su peso y las enfermedades relacionadas a pesar de conocer teóricamente lo que deberíamos comer, o qué tipo de deporte deberíamos practicar?

dieta y ejercicio no son la solucion

Istock

Desde una perspectiva tradicional, se nos ha enseñado que la dieta y el ejercicio son la clave para perder peso, como si nuestros cuerpos fueran meras calculadoras de calorías. Fran Sabal, fundadora de la Escuela de Nutrición Emocional, también lo creyó en un principio.

Sin embargo, su visión cambió al adoptar una nutrición integral que tenga en cuenta no solo lo que comemos, sino también cómo pensamos y sentimos. Según la terapia cognitivo-conductual, nuestros pensamientos influyen en nuestras emociones, nuestras emociones en nuestras acciones, y nuestras acciones determinan nuestros resultados.

Entonces, ¿cómo puedes implementar una nutrición saludable que no se sienta como un castigo y que te permita cuidar tu peso y salud sin recurrir a dietas estrictas? Aquí es donde entra en juego el método de los 4 elementos, una estrategia patentada y que ha dado ya resultados probados a miles de personas en todo el mundo.

¿En qué consiste el método de los 4 elementos?

La experta Fran Sabal se preguntó cómo enseñar a sus pacientes una alimentación saludable de manera rápida, sencilla, práctica y adaptable para toda la familia. Así nació el método de los 4 elementos, y no se trata de utilizar alimentos sofisticados o de moda, sino de aprender a combinar los alimentos que siempre hemos tenido en nuestra cocina de forma nutritiva e inteligente. "No es más que la alimentación saludable ordenada y equilibrada", sostiene.

El método se llama así porque incluye los tres macronutrientes esenciales (proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables, nutrientes que el cuerpo necesita digerir para conseguir la energía) y los micronutrientes (vitaminas y minerales). Los cuatro elementos son:

  1. Proteínas. Carnes, pescados, huevos, legumbres, etc.
  2. Hidratos de carbono. Cereales integrales, semillas, frutas, verduras, etc.
  3. Grasas saludables. Aguacate, aceite de oliva, frutos secos, etc.
  4. Frutas y/o verduras. En todas sus variedades.

La idea es incluir los cuatro elementos (o al menos tres) en tus comidas principales y al menos dos en tus meriendas. De esta forma, lograrás un equilibrio nutricional y una correcta regulación hormonal, lo que te ayudará a controlar tu peso de forma natural.

Además, optar por alimentos de calidad es esencial, ya que una nutrición celular adecuada puede reducir la sensación de hambre y la ansiedad.

¿Existe la dieta perfecta?

No. Lograr una correcta nutrición es más sencillo de lo que parece si entiendes que no existe una dieta perfecta, sino que tu cuerpo es perfecto y merece ser cuidado y respetado. Y es que a menudo, como reconoce Sabal, la sobrecarga de información solo nos confunde más

El método de los 4 elementos no es una dieta restrictiva, sino una invitación a volver a lo natural, a escuchar a tu cuerpo y a darle los nutrientes que necesita. No se trata de buscar la dieta perfecta, sino de encontrar el equilibrio que te permita disfrutar de la comida, "porque es uno de los mayores placeres y tenemos derecho a disfrutarlo sin culpa", mientras alcanzas tus objetivos de salud y bienestar. 

Disfrutar de la comida sin remordimientos y comprender que cada cuerpo tiene su propio ritmo y proceso es esencial. No puedes esperar resultados inmediatos por cambios que no hiciste en años. "Si tratas a tu cuerpo con cuidado y respeto, siempre responderá positivamente", asegura Fran.

No te compares con los demás ni te obsesiones con alcanzar un ideal de belleza irreal. Enfócate en nutrirte de forma adecuada, escuchar a tu cuerpo y disfrutar de la comida sin restricciones.

Si sigues estos consejos, no solo perderás peso de forma saludable, sino que también mejorarás tu relación con la comida y aprenderás a disfrutar de una alimentación equilibrada y placentera.

Ejemplo de menú diario basado en el método de los 4 elementos

Como has visto, el método de los 4 elementos te permite disfrutar de una alimentación equilibrada y variada utilizando ingredientes comunes y accesibles. Para ayudarte a visualizar cómo aplicarlo en tu día a día, te dejo un ejemplo de menú equilibrado y delicioso que incluye los cuatro elementos en las diferentes comidas. ¡Pero puedes adaptarlo a tus gustos y preferencias!

menú 4 elementos

CANVA

Desayuno

  • Tostada de pan integral (hidratos de carbono) con tortilla francesa (proteína), espinacas (verduras) y aguacate (grasa saludable)
  • Fruta fresca de temporada (fruta y/o verdura)

Media mañana

  • Yogur natural (proteína) con frutos rojos y nueces (fruta y/o verdura y grasa saludable)

Comida

  • Ensalada de lentejas (proteína e hidratos de carbono) con tomate, pepino y zanahoria (verduras)
  • Salmón a la plancha (proteína y grasa saludable)
  • Fruta fresca de temporada (fruta y/o verdura)

Merienda

  • Hummus de garbanzos (proteína e hidratos de carbono) con zanahoria y pepino (verduras)

Cena

  • Pollo al horno (proteína) con patatas asadas y brócoli (hidratos de carbono y verduras)

Este es solo un ejemplo, ¡las posibilidades son infinitas! Experimenta con diferentes combinaciones equilibrando los cuatro elementos en cada comida para asegurarte de que tu cuerpo recibe todos los nutrientes que necesita.

Con este enfoque podrás disfrutar de comidas deliciosas y nutritivas sin restricciones, lo que te facilitará el mantenimiento de un estilo de vida saludable y sostenible, así como alcanzar tu peso ideal sin someterte al temido efecto rebote.