Por qué bailar es el mejor ejercicio para perder peso a los 50

Tres sesiones de baile a la semana son una excelente forma de activar la quema de grasas, ayudan a bajar el colesterol, reducen el estrés y aumentan la autoestima.

Actualizado a
BAILAR

Bailar es uno de los ejercicios más efectivos para perder peso.

ISTOCK
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

El ejercicio es, junto con la dieta, el pilar número uno para perder peso. La actividad física aumenta el gasto calórico haciendo que quemes las grasas que tu cuerpo tiene de reserva. Además, ayuda a aumentar la masa muscular y esto es bueno si quieres perder peso por dos motivos: no pierdes músculo, que es uno de los riesgos al hacer dieta; y adelgazas más rápido porque el tejido muscular es el consume más energía. En principio, cualquier ejercicio es efectivo para adelgazar. El problema es que no a todo el mundo le gusta hacer deporte, pero hay una actividad que conjuga diversión y ejercicio y que también resulta muy eficaz para adelgazar: bailar.

Una revisión de estudios publicada en PlosOne ha demostrado que mejora la masa corporal, el IMC, la circunferencia de la cintura, y el porcentaje de grasa y masa grasa. Los investigadores concluyeron que "por su alta eficiencia y mayor sensación de disfrute, el baile puede ser una intervención de ejercicio beneficiosa para perder grasa".

El consejo de bailar para perder peso va dirigido a todos los grupos de edad, pero resulta especialmente recomendable para las mujeres de 50. La menopausia no es una etapa fácil para muchas mujeres por los síntomas que van asociados al descenso de estrógenos. Al margen de los sofocos o la sequedad, pueden aumentar los niveles de colesterol y el peso. Estos efectos pueden revertirse en gran medida bailando según demostró un estudio publicado por la Sociedad Norteamericana de Menopausia.

Beneficios del baile a los 50

Según este último estudio, tres sesiones de baile a la semana, junto con una dieta saludable, ayudan a revertir el aumento de peso provocado por el descenso de los estrógenos en las mujeres a los 50. Los investigadores comprobaron los siguientes beneficios del baile en mujeres menopáusicas:

  • Mejora el índice de masa corporal porque activa la quema de grasas.
  • Mejora también el perfil lipídico, disminuyendo el colesterol malo. Y eso es bueno para el corazón.
  • Mejora el equilibrio, el control postural y la marcha, lo cual es una inversión de futuro para evitar caídas y fracturas, dolores de espalda...
  • Aumenta la fuerza. No olvidemos que la pérdida de fuerza y de potencia muscular restan autonomía a medida que nos hacemos mayores. El baile junto con sesiones de pesas moderadas son un tándem perfecto para trabajar la potencia muscular.
  • Mejora el rendimiento físico y combate el cansancio. La fatiga es otro de los síntomas asociados a esta etapa que más influyen en la calidad de vida.
  • Reduce la irritabilidad. La cascada de endorfinas (hormonas de la felicidad) que genera el baile mejora el estado de ánimo.

Aumenta la autoestima

El estudio de la Sociedad Norteamericana de Menopausia sugiere que los beneficios de baile van más allá de los enumerados anteriormente.

Realizar tres sesiones de baile a la semana mejora la percepción que tiene la mujer de su imagen y, sobre todo, influye de forma positiva en su autoestima.

Un beneficio a tener muy en cuenta porque la sintomatología asociada a la menopausia (sobrepeso, irritabilidad, fatiga) puede acabar repercutiendo en la autoestima de la mujer.

Además, el baile se practica en compañía y la sociabilidad que conlleva tiene un gran efecto antiestrés y mejora el ánimo.

Un ejercicio muy completo

Bailar es uno de los ejercicios más divertidos y baratos que existen, pero también es uno de los más completos:

En esta disciplina se trabajan una gran cantidad de grupos musculares, y ello mejora la salud cardiovascular, el drenaje de líquidos, la eliminación de toxinas y el exceso de grasas.

Si lo practicas con una buena técnica, ayuda a corregir malas posturas y a ganar agilidad y coordinación.

Tipos de baile hay muchos y cada uno reporta unos beneficios concretos. La danza del vientre es adecuada en caso de incontinencia urinaria porque trabaja la musculatura pélvica, el zumba tiene efecto anti-estrés...

Si lo que quieres es perder peso, opta por bailes de salón rápidos en los que puedes quemar más de 300 kcal por sesión, aunque todo depende de la intensidad del ejercicio.

A la hora de elegir el tipo de baile, no olvides que es muy importante que te guste. En cualquier ejercicio es muy importante la constancia y si disfrutas haciéndolo seguramente no abandonarás.