3 estiramientos de columna para ganar agilidad y reducir el dolor

La espalda es una de las zonas donde se suele sentir más dolor y tensión. Estirar la columna con regularidad suele ayudar a evitarlo.

Actualizado a
doctor sagrera ferrandiz
Dr. Sagrera-Ferrándiz

Médico y Magister en Medicina Manual y Osteopatía

Dedica unos minutos al día a estos sencillos estiramientos y notarás que tu columna se descontractura y los músculos que la rodean se oxigenan, protegiéndola del desgaste, las molestias y el dolor de espalda.

Pero estos nos son los únicos beneficios de practicar esta rutina de estiramientos a diario. Gracias a ella, además...

  • Ganas espacio entre vértebras. Al estirarlas a menudo, mantienes la holgura entre ellas y reduces el riesgo de que los discos que las separan se acaben desgastando de forma precoz.
  • Tienes menos probabilidades de quedarte “clavado”. Si no mantienes la musculatura de la espalda en forma, un gesto brusco puede contracturarte de golpe.

Como ves, las ventajas son numerosas y el tiempo que debes invertir, mínimo. A continuación te explicamos el paso a paso de cada uno de estos tres estiramientos.

1 /3
258 3 estiramientos de columna para ganar agilidad y reducir el dolor3

1 | 3 Dibuja una pirámide con tu cuerpo

Colócate a cuatro patas sobre la colchoneta.

  • Desde ahí, eleva las caderas sin que las manos dejen de tocar el suelo. Piernas, brazos y espalda deben quedar bien estirados.
  • Aguanta unos segundos y, si lo deseas, repite el estiramiento una vez más.
258 3 estiramientos de columna para ganar agilidad y reducir el dolor

2 | 3 Desbloquea la espalda

Agáchate y, mientras llevas la pierna izquierda atrás, apoya ambas manos en la colchoneta.

  • Aguanta unos segundos esta postura, notando cómo se estiran tu columna, tus glúteos (que ejercen de sostén para repartir mejor el peso) y la parte posterior de la pierna.
  • Repite con el otro lado.
258 3 estiramientos de columna para ganar agilidad y reducir el dolor2

3 | 3 Libera la tensión acumulada

Siéntate ahora sobre tus talones, manteniendo la columna recta.

  • Lleva hacia delante el tronco y las manos. Imagínate que la tensión acumulada baja por tus brazos y sale por los dedos de tus manos.
  • Mantén la postura unos minutos.
Estiramientos

Solo con practicar unos minutos al día ya evitas el desgaste de las vértebras, las molestias y el dolor de espalda.