Actualizado a

Ese diagnóstico no existe en la ciencia actual. La desproporción entre la pelvis y la cabeza del bebé no es una cuestión de tamaños ni se puede predecir antes del parto, ya que va a depender de cómo se flexione el bebé y de la movilidad de la pelvis de la madre. Casi todas las mujeres pueden parir, sobre todo si se respetan sus necesidades.

Tags relacionados