Actualizado a

Tener miedo es normal, no solo por las experiencias que te rodeen, sino porque nuestra cultura tiene mucho miedo al parto. La mejor manera de combatirlo es informándose, y para ello puedes hablar con tu matrona o acceder a los documentos que los organismos oficiales ofrecen en sus páginas web. Por otro lado, también es lógico que tengas miedo a no ser una buena madre, lo cual indica que lo serás, puesto que es este mismo sentimiento el que te hará buscar información, ayuda, ser más cuidadosa...

Tags relacionados