Qué es la gastrosquisis, la enfermedad que sufre el bebé de Lucía Villalón

La gastrosquisis es un defecto en la pared abdominal que se produce durante la formación del feto y que provoca que los intestinos salgan hacia afuera a través de un orificio. Requiere cirugía inmediata nada más nacer.

Actualizado a
Dr. Francisco Marin
Dr. Francisco Marín

Médico de Atención Primaria

Enfermedad bebé Lucía Villalón
Gtres

La gastrosquisis es un defecto en la pared abdominal que se produce durante la formación del feto.

La periodista deportiva Lucía Villalón, embarazada de su primer hijo, ha anunciado en su perfil de Instagram la enfermedad que sufre el bebé que está esperando junto a su pareja Gonzalo Melero.

"Estamos de 14 semanas y le acaban de diagnosticar gastrosquisis… algo de lo que no habíamos oído hablar jamás pero en lo que nos vamos a hacer expertos. Al parecer no se le ha cerrado bien la pared abdominal y tiene parte de los intestinos fuera de su cuerpecito", confiesa la periodista.

Qué es la gastrosquisis

La gastrosquisis es un defecto en la pared abdominal que se produce durante la formación del feto. Los músculos del abdomen no se desarrollan correctamente en el inicio del embarazo, y se crea un orificio por donde salen los intestinos del bebé. Normalmente el orificio se forma hacia el lado derecho del ombligo, es decir, a la derecha del cordón umbilical que conecta al bebé con la placenta de la madre.

El orificio puede ser pequeño o grande y a veces también pueden salir otros órganos, como el estómago o el hígado.

Los intestinos no están recubiertos por un saco protector, por lo que quedan expuestos al líquido amniótico y se pueden irritar, lo que puede provocar que se acorten o se hinchen.

"Hay que rezar para que no vaya a más y ya sabemos que no se va a arreglar por sí solo. Tendrá que nacer antes de tiempo, por cesárea, y le tendrán que operar nada más nacer. Por ahora sabemos que está bien, que no le duele ni sufre, está tan tranquilo en mi tripa dando saltos", asegura Lucía Villalón.

En los casos de gastrosquisis, el bebé tendrá que ser operado tras el nacimiento para que le coloquen los intestinos dentro del cuerpo y le reparen la pared abdominal. Incluso después de la operación, el bebé podría tener problemas digestivos y de absorción de nutrientes.

Causas, diagnóstico y tratamiento

No se conoce la causa exacta de la gastrosquisis. Lo más probable es que deba a una alteración genética. La exposición de la madre a tóxicos como el alcohol, el tabaco o fármacos durante el embarazo también podría favorecer esta anomalía.

Si la mujer está bien controlada, la gastrosquisis se detecta durante el embarazo mediante pruebas prenatales. Se puede detectar mediante un análisis de sangre que mide la concentración de una proteína llamada alfa-fetoproteína, que suele ser más alta de lo normal cuando un feto tiene una gastrosquisis. También puede verse mediante una ecografía. Obviamente, la alteración es perfectamente visible al nacer el bebé.

Cuando el orificio es pequeño y salen solo una parte de los intestinos se realiza cirugía poco después de nacer, pero si el orificio es grande y sobresalen varios órganos la reparación podría hacerse por etapas.

Estos bebés al nacer también suelen necesitar nutrientes mediante vía intravenosa o antibióticos para prevenir infecciones.