Cómo saber el estilo de yoga que más encaja contigo

Todas las ramas del yoga persiguen el mismo objetivo: alcanzar la paz interior. Sin embargo, cada una de ellas propone un camino distinto para cruzar esa meta. Esto es lo que deberías tener en cuenta para elegir la tuya.

Captura de pantalla 2024 03 02 a las 17 25 51
Eva Carnero

Periodista especializada en bienestar y nutrición

Actualizado a

Clase de yoga

Los centros de yoga imparten muchas clases de yoga.

Si te has decidido a probar una clase de yoga... ¡Enhorabuena! Estás a punto de descubrir los innumerables efectos positivos que tiene esta disciplina milenaria para el cuerpo y la mente. Por un lado, ganarás fuerza, flexibilidad y equilibrio; y por otro, confianza, seguridad y templanza, entre otros beneficios. 

Ahora bien, es muy importante que elijas el tipo de yoga que mejor se adapta a ti, sobre todo, si nunca lo has practicado. Y es que si tus necesidades y gustos se ajustan a la rama del yoga escogida, lo más probable es que lo disfrutes mucho más y aproveches todos sus beneficios, mientras que si te introduces en una clase de yoga que no va contigo, lo lógico es que sientas cierto rechazo y lo dejes en un par de sesiones.

Partiendo de esta idea, a continuación, te mostramos las características principales de algunas de ramas del yoga más practicadas, así como unos consejos para que puedas escoger con criterio. Y es que, lo ideal que el yoga que practiques sea lo más ajustado posible a lo que necesitas.

mujer joven ropa ejercicio dentro de casa

Rápidos y efectivos

Sin ir al gimnasio: 3 ejercicios sencillos para hacer en pared que moldean tu cuerpo en 10 minutos

Distintas ramas de yoga, mismos beneficios

Hatha, ashtanga, vinyasa, jivamukti, restaurativo, power yoga... son algunos de los exóticos nombres que encontrarás relacionados con el yoga. Y es que la lista de las ramas del yoga es más extensa de lo que, probablemente, imaginas. De hecho, a grandes rasgos se podría decir que existe más de una veintena de estilos de yoga físicos, la mayoría de los cuales son variantes del hatha yoga tradicional, la versión más conocida y extendida del yoga.

Antes de entrar en materia, vaya por delante que el objetivo que persiguen todas las ramas del yoga es el mismo: calmar la mente. Eso sí, para llegar hasta allí, cada una recorre un camino propio, siendo unos más físicos, otros más espirituales, unos más intensos y otros más relajados. 

Mujer haciendo la plancha

resultados probados

Plancha del oso: el ejercicio fácil y efectivo para eliminar los michelines de la cintura

¿Cuál es el yoga que más me conviene?

Para dar con la respuesta a esta pregunta, lo primero que deberías hacer es reflexionar acerca de qué es lo que quieres obtener de tus clases de yoga. ¿Buscas espiritualidad? ¿Mejorar tu flexibilidad y fortaleza? ¿Disfrutar de un paréntesis de desconexión y relajación?

Tus respuestas serán el mejor indicativo para escoger una disciplina u otra, aunque también es probable que no haya una sola rama adecuada para ti, sino varias. 

En cualquier caso, a continuación incluimos las ramas más conocidas del yoga y los rasgos principales a tener en cuenta en tu elección. Y es que "tu yoga" será aquel que mejor se adapte a ti.

Mujer haciendo yoga postura del guerrero

Cuerpo y mente

¿Qué me irá mejor el yoga o el pilates? Claves para saber cuál te conviene

Si nunca lo has practicado...

El estilo de yoga que se suele recomendar al que se acerca al yoga por primera vez es el Hatha yoga. Es el que practica la mayoría de la gente. Se trata de un yoga físico que se ejecuta lentamente, en el que puede haber sesiones más duras que otras, pero todas accesibles para la mayoría de las personas. El Hatha yoga es apto para todas las edades, y no es necesario conocimientos previos para practicarlo. 

mujer haciendo yoga

Las clases de yoga online cada vez son más habituales.

ISTOCK

La mayoría de los centros de yoga incluyen este tipo de yoga en sus clases. Al ser una versión física, su práctica regular es una excelente manera de tonificar todo tu cuerpo. Brazos, piernas, abdomen y espalda se fortalecen poco a poco, al mismo tiempo que mejoras en poco tiempo tu flexibilidad. 

Recuerda que no es necesario ser tan flexible como los yoguis que publican fotografías de posturas "imposibles" en las redes sociales, ni mucho menos. Lo importante es intentar hacer aquellas asanas que nos permiten progresar sin necesidad de frustrarnos y, por supuesto, sin dolor.

Relajación y paz interior

Aunque el Hatha es un yoga eminentemente físico, no lo es al 100%, ya que, si lo fuera, no estaríamos hablando de yoga, sino de gimnasia. Esto significa que esta rama no solo trabaja el cuerpo, sino que también se ocupa de la mente y la energía que circula a través de los canales del organismo. Por esta razón, si eliges el Hatha yoga aprovecharás sus beneficios para la salud física (sobre todo) y mental (algo menos).

Todas las sesiones de hatha yoga dedican la última parte de la clase a la relajación. Para ello, el instructor dirige una meditación guiada de unos 15 minutos. Cada vez hay más estudios que confirman que la meditación proporciona numerosos beneficios para la salud.

Otros tipos de yoga también físicos, son Ashtanga yoga, Vinyasa yoga, Yoga Iyengar, Sivananda yoga, Yin yoga, yoga restaurativo o el Power yoga, entre otros. Unos son más intensos y otros más suaves, pero todos se centran en la búsqueda del equilibrio a través de las asanas (posturas).

Algunas posturas de yoga son muy útiles para eliminar la grasa acumulada en la cintura

Eficaces

4 ejercicios fáciles de yoga que devoran la grasa de la cintura

Si priorizas lo espiritual

Kundalini yoga, Bhakti yoga, Tantra yoga o Yoga Nidra... son algunos de los caminos del yoga más enfocados a lo espiritual, aunque, como ya hemos apuntado, ninguna rama es totalmente espiritual o física. 

En el caso de las ramas menos terrenales, la más extendida es el Kundalini yoga. Esta tiene como objetivo activar el circuito de energía vital que recorre el interior del cuerpo a través de los canales (nadis). Para ello, el Kundalini yoga incide en cada uno de los siete chakras (centros de energía) que poseemos con el objetivo de desbloquearlos y que la energía se movilice y llegue a todos los rincones de nuestro cuerpo.

Para ello, el instructor combina posturas concretas de yoga con ciertos tipos de respiración (pranayama), además de incluir algunos cantos de mantra. En las sesiones de Kundalini se suele ir vestido de blanco.