Pilates reformer: la disciplina para ver resultados mucho más rápidos en todo el cuerpo

Incluir distintas disciplinas de deportivas en tu rutina de ejercicios te ayudará a fortalecer todo el cuerpo y mejorar tu condición física. El Pilates reformer puede ayudarte a conseguir resultados rápidos e impresionantes.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

pilates reformer

El pilates reformer combina las técnicas básicas de esta disciplina deportiva con equipamiento especializado para añadir resistencia y control al movimiento. 

ISTOCK

Siempre que sea posible, añadir nuevas disciplinas deportivas y ejercicios a tu rutina puede ofrecerte formas alternativas de desarrollar la masa muscular sin que acabes aburriéndote por repetir una y otra vez lo mismo. Últimamente, se ha puesto muy de moda el Pilates Reformer, una forma de practicar este deporte que ofrece muchos beneficios para la salud.

Si quieres probar a practicar este tipo de pilates, necesitarás equipo especializado o contar con un gimnasio que disponga de él. En cualquier caso, sus movimientos te ayudarán a fortalecer los músculos, mejorar la flexibilidad y cuidar la postura, consiguiendo resultados mucho más rápido que con otros tipos de pilates. ¿Quieres saber en qué consiste?

¿Qué es el pilates reformer?

El pilates reformer es una modalidad de pilates que combina los movimientos clásicos de esta disciplina deportiva con un equipo especializado que se conoce como “reformer”. Este equipo consiste en una máquina que tiene una plataforma deslizante sobre la que se deben realizar los diferentes ejercicios, ayudándose de resortes, poleas y cuerdas.

El reformer permite ampliar la ya de por sí gran gama de movimientos que se hacen en pilates, proporcionando también una resistencia variable. Este punto es clave, porque permite fortalecer la musculatura mientras se trabaja la flexibilidad y el control corporal, todo al mismo tiempo.

Como ya has podido imaginar, lo ideal es practicarlo en centros especializados, para contar con el asesoramiento y el equipamiento adecuado. Aunque, una vez que aprendas las bases del pilates reformer, puedes practicarlo en casa si adquieres el equipo necesario.

Beneficios del pilates reformer para la salud

Incluir distintos tipos de ejercicio en tu rutina deportiva siempre es beneficioso. La variedad no solo mejora la adherencia, sino que garantiza que seamos capaces de ejercitar distintos grupos musculares para obtener mejores resultados durante el entrenamiento.

Pero en particular, el pilates reformer se presenta como una disciplina deportiva muy completa, que favorece tanto el desarrollo muscular como el del equilibrio o la coordinación. Algunos de sus principales beneficios son los siguientes:

Desarrollo de la fuerza muscular

Añadir a los movimientos clásicos del pilates el equipamiento del reformer permite trabajar todos los grupos musculares en una sola sesión de ejercicios, entre los que tendremos que empujar, tirar y mantener el equilibrio sobre la plataforma deslizante. Los resortes que este equipamiento aportan también diferentes grados de resistencia, lo cual facilita el progreso de la fuerza muscular de forma sostenida y controlada.

Desarrollar la musculatura no es solo un objetivo básico del deporte, sino que también nos ayuda a reducir el riesgo de lesiones, a bajar de peso más rápido (la masa muscular quema más calorías en reposo que otro tipo de tejidos) y mejora nuestra funcionalidad en el día a día.

Aumento de la flexibilidad

Como sabes, el pilates es uno de los mejores deportes para trabajar la flexibilidad. Pero si este tipo de ejercicios se hacen sobre el reformer, se consigue un rango mayor de movimiento, lo que ayuda a desarrollar la flexibilidad tanto de los músculos como de las articulaciones.

A esto debemos sumarle, una vez más, la ya mencionada resistencia. Gracias a la misma, el estiramiento puede hacerse de forma controlada y segura.

Esta mejora de la flexibilidad es esencial para prevenir lesiones en cualquier tipo de deporte. Además, reduce la rigidez muscular y articular que tanto puede molestar a algunos y aumenta la amplitud del movimiento, lo que puede sernos útil incluso en actividades cotidianas.

Corrección de la postura

El pilates hace énfasis, especialmente, en la alineación adecuada de la columna vertebral y de los músculos posturales. A esto debemos sumarle la implementación del reformer, que obliga a mantener una postura controlada durante todo el movimiento.

Por todo esto, la práctica del pilates reformer ha demostrado tener un impacto muy positivo sobre la postura, lo que a la larga se traduce en una reducción de la presión en la columna y en las articulaciones. Algo esencial para disminuir el riesgo de problemas como la hiperlordosis o la cifosis.

Mejora de la coordinación y el equilibrio

Para acabar, los ejercicios del pilates reformer son exigentes en lo que se refiere al control y la precisión. Casi todos, obligan a trabajar a grandes grupos de músculos que se ocupan de la estabilidad del cuerpo, los conocidos como músculos del core, así como a los estabilizadores más pequeños.

Esto no solo nos obliga a trabajar la coordinación neuromuscular, sino que mejora la forma y la fuerza de músculos que son esenciales para poder mantener el equilibrio. Y este efecto no solo tendrá un impacto positivo sobre la salud física, también puede facilitar mucho nuestras actividades cotidianas y reduce considerablemente el riesgo de sufrir lesiones y caídas, algo especialmente importante a partir de ciertas edades.