Acidez

La acidez no es una enfermedad como tal, pero sí una señal que alerta de que en el estómago algo no funciona del todo bien, o que nuestros hábitos nutricionales no son los adecuados.

Acné

El acné es una enfermedad de la piel muy frecuente sobre la que existen bastantes mitos, muchos de los cuales no son ciertos.

Alergia

Estornudos, picores, secreción nasal… Son síntomas de que padeces algún tipo de alergia. 

Alopecia

La alopecia es la pérdida anormal del cabello como consecuencia de un proceso patológico.

Alzhéimer

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al cerebro. Suele ser bastante dura de sobrellevar; no tanto para el enfermo, que no es consciente de su situación, como para quienes le rodean, ya que la dependencia e incapacidad de la persona afectada aumentan progresivamente. 

Amenorrea

La amenorrea es la ausencia de períodos menstruales. Es una situación normal antes de la pubertad, durante el embarazo, durante la lactancia y en la menopausia. En otras circunstancias, la amenorrea puede ser el primer síntoma de un trastorno de salud.

Anemia

Cansancio, manos frías, palpitaciones... Podrían ser síntomas de anemia. Sus causas pueden ser muy diversas pero conviene remediarlas cuanto antes para evitar daños en los órganos y tejidos.  

Angina de pecho

Ante una angina de pecho, hay que actuar con urgencia y acudir sin demora al médico. Para ello es importante reconocer sus síntomas más habituales. Bien controlada por el especialista, tomando la medicación adecuada y llevando un estilo de vida cardiosaludable, se puede disfrutar de una vida normal en la mayoría de los casos.  

Anginas o amigdalitis

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es una enfermedad psicosomática ("cuando la mente enferma al cuerpo"), caracterizada por una alteración de la imagen corporal y un trastorno de la conducta alimentaria, en la que el síntoma principal es la negativa a alimentarse de forma apropiada, por miedo irracional a subir de peso.

Ansiedad

Una crisis de ansiedad puede provocar una angustia tan intensa que incluso genere una sensación de muerte inminente. Aunque se trata de una situación que no reviste gravedad y que termina desapareciendo en unos minutos por sí sola, conviene saber cómo prevenirla y cómo controlar un ataque de ansiedad si se produce.  

Apendicitis

La apendicitis es una afección bastante frecuente y debe tratarse cuanto antes, ya que, en caso de dejarse avanzar, puede tener consecuencias muy graves. 

Apnea del sueño

Los trastornos respiratorios relacionados con el sueño son muy prevalentes en hombres y en mujeres a la edad de 40 a 60 años. Entre éstos, el ronquido y el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) son los trastornos más comunes.

Arritmia

Cualquier alteración del ritmo del corazón se conoce como arritmia.

Artritis

Si tus articulaciones están hinchadas y rígidas, te cuesta moverte e incluso a veces tienes fiebre sin saber por qué, es probable que tengas artritis. 

Artrosis

Es muy habitual confundir artritis y artrosis, o entenderlas como sinónimos. Sin embargo, la artrosis es una enfermedad degenerativa muy asociada al envejecimiento y aunque la artritis puede ser el desencadenante, no necesariamente van unidas. 

Asma

El asma cada vez es más frecuente a edades tempranas de la vida, aunque algunos adultos también la padecen, sobre todo en la primavera, o al tener contacto con sustancias potencialmente alergénicas como el polen, el polvo, productos irritantes y ciertos alimentos.

Autismo

El autismo es un trastorno que afecta a la manera en que las personas interactúan con los demás y en cómo se comunican.