Balanitis

La balanitis es una inflamación del glande. Puede ser debida tanto a causas infecciosas como no infecciosas (irritativas, alérgicas, traumáticas, inflamatorias o precancerosas), aunque normalmente no se identifica cuál es la causa del proceso.

Blefaritis

La blefaritis es una inflamación del párpado que aunque no reviste gravedad es algo incómoda. Además, si tienes tendencia a tenerla conviene mantener una buena higiene de los ojos a diario. 

Bocio

Aunque es llamativo, el bocio, o agrandamiento del tiroides, no suele estar relacionado con la presencia de tumores malignos, sino que se debe más bien a una falta de yodo, por ejemplo. Atajarlo a tiempo permite evitar molestias mayores y la necesidad de una intervención quirúrgica

Bronquitis

Cuando la tos propia de un resfriado o gripe persiste, acompañada por mocos y generando una especie de silbidos en el pecho, suele indicar que hay una inflamación de los bronquios (bronquitis). Si no la tratamos, puede desencadenar en complicaciones. 

Bruxismo

Se denomina bruxismo al rechinar de dientes. Es un proceso que se asocia a múltiples alteraciones funcionalem tanto médicas como sociales, psicológicas y odontológicas, y de origen a día de hoy, desconocida.

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa lleva a ingerir grandes dosis de comida de forma compulsiva en un corto período de tiempo. Quien lo padece no es capaz de seguir una forma de alimentación saludable, dándose “atracones” de comida que a la larga repercuten en la salud. 

Bursitis

Que duela una articulación puede deberse a múltiples causas que hay que estudiar, siendo las más habituales las torceduras, los esguinces y las fracturas, pero hay veces que lo que se dañan son otras estructuras menos conocidas, pero que todos tenemos, como las llamadas bursas