Epilepsia

La epilepsia es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central. Se caracteriza por las llamadas crisis, en las que se producen convulsiones de forma inesperada.

¿En qué consiste?

Aunque la confusión es habitual, se trata de una enfermedad neurológica, como la migraña o la esclerosis múltiple, y no mental, como la ansiedad, la depresión o la psicosis.

El síntoma más reconocible es el ataque de convulsiones incontroladas, en el que la persona afectada sufre espasmos de los miembros y rigidez del tronco, pero en otras ocasiones puede también sufrir incapacidad de moverse o ver destellos, de forma inadvertida para quienes le rodean.

¿Por qué se produce una crisis epiléptica?

En condiciones normales, las neuronas generan una actividad eléctrica que se transmite de forma organizada en el sistema nervioso. En las personas que padecen epilepsia, esta actividad tiene un mayor potencial, lo que genera una transmisión incorrecta y desemboca en las convulsiones.

Los tipos de crisis epilépticas

Las crisis pueden afectar a todo el cerebro o ser parciales, originándose en un área concreta.

  • Las crisis generalizadas son las más conocidas: empiezan con rigidez en las piernas, y a continuación empiezan las convulsiones, que pueden generar caídas, micción involuntaria o expulsión de espuma por la boca.
  • Las crisis parciales pueden suponer o no pérdida de conciencia. Generan acciones diferentes según la parte del cerebro afectada, desde pequeños movimientos involuntarios a respuestas incoherentes.

Además, existen las crisis llamadas mioclónicas, contracciones breves y rápidas de los músculos durante unos segundos; y crisis de ausencia, en las que el paciente pierde la consciencia durante unos segundos y luego se recupera rápidamente. Estas son más frecuentes en jóvenes y niños.

¿Qué hacer ante una crisis epiléptica?

Dado que no se pueden parar, no debemos procurar detenerla con gritos o sacudidas. Lo principal es evitar daños en la persona afectada. Para ello:

  • Deja espacio en torno a la persona y no intentes sujetarla ni trasladarla.
  • Afloja su ropa para que respire fácilmente y retira cualquier objeto con el que pueda lesionarse. No fuerces que abra la boca para introducir algo con el fin de evitar que se muerda la lengua: puede ser contraproducente.
  • Colócala de lado, para que no se atragante, y pon algo blando bajo su cabeza.

Si la crisis dura más de cinco minutos, debemos llamar a una ambulancia.

¿Qué causa la epilepsia?

En muchos casos, la causa es indeterminada. Entre los factores más frecuentes que causan la epilepsia están malformaciones congénitas que afectan a la circulación cerebral, enfermedades como la meningitis o trastornos metabólicos como la hipoglucemia.

Problemas en el embarazo como la preeclampsia pueden facilitar que el hijo tenga epilepsia; también la falta de oxígeno en el cerebro (anoxia) durante el parto.

Factores externos como el consumo de alcohol y drogas o traumatismos craneoencefálicos podrían estar relacionados con una mayor posibilidad de sufrir epilepsia; según un estudio publicado en la revista The Lancet, el riesgo de padecer epilepsia se incrementa dos veces tras un traumatismo craneal leve y hasta siete tras una lesión grave.

En ciertos casos hay un componente hereditario, generalmente en los relacionados con otras enfermedades neurológicas, y en la epilepsia juvenil mioclónica.

Algunos estímulos lumínicos pueden inducir a un ataque epiléptico, pero no causan directamente la enfermedad.

¿Hay tratamiento para la epilepsia?

Aunque es una enfermedad crónica, algunos tratamientos farmacológicos permiten controlar las crisis. También hay casos en los que el circuito anormal está muy localizado en el cerebro, permitiendo una intervención quirúrgica que lo extirpe.

Por otra parte, existen dispositivos eléctricos que, con señales eléctricas de baja intensidad aplicadas constantemente sobre el cerebro evitan las crisis: son las técnicas de neuromodulación.

En torno a un 25% de los casos no tienen solución definitiva, aunque en algunas personas las crisis remiten espontáneamente con el tiempo.

Sabías que...

  • La epilepsia es el segundo problema neurológico más frecuente en nuestra sociedad. Sólo lo superan las migrañas. Sin embargo, se desconoce y, como todo lo que no entendemos, provoca rechazo y miedo.
  • El 24 de mayo se celebra el Día Nacional de la Epilepsia precisamente para intentar acercar a toda la sociedad un problema que padecen más de 700.000 personas en España.
  • Las asociaciones en torno a la epilepsia se organizan en la Federación Española de Epilepsia, que, entre otras cosas, ha publicado un Libro Blanco de la Epilepsia junto a la Sociedad Española de Neurología.

Artículos de Epilepsia

Tags relacionados con Epilepsia