Ictus

El ictus también suele llamarse infarto cerebral, embolia o apoplejía y es vital conocer cómo avisa para evitar consecuencias graves.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria (pérdidas de orina) es un fenómeno habitual con la edad, aunque también puede tener lugar a raíz de un parto, por ejemplo. Te contamos a qué se deben las pérdidas de orina y cómo puedes prevenirlas. 

Infarto

El infarto cardiaco, o infarto agudo de miocardio (IAM), suele estar ligado al proceso natural de envejecimiento, pero también es una patología cardiaca que cada vez se ve con más frecuencia en personas jóvenes que llevan un estilo de vida poco saludable y sedentario. 

Infección de orina

Hablamos de infección de orina cuando se produce una infección en algún punto a lo largo de las vías urinarias, que están formadas por una serie de estructuras cuya finalidad es la de recoger de todo el organismo las sustancias de desecho, resultantes de los procesos que permiten el mantenimiento de la vida, y eliminarlas.

Intolerancia a la lactosa

Si tras tomar lácteos sientes el abdomen hinchado o tienes gases, es muy probable que sufras intolerancia a la lactosa. ¿Cómo asegurarte? 

Intolerancia al gluten (celiaquía)

Se calcula que un 1% de la población mundial padece intolerancia al gluten. En muchos casos, esta intolerancia no da señales, pero el gluten puede estar relacionado con enfermedades autoinmunes, alteraciones del ánimo o problemas para dormir. 

Intolerancias alimentarias

Pescado, lácteos, huevos, frutas… Algunos alimentos pueden suponer para ciertas personas sentir náuseas, gases, retortijones y otros molestos síntomas. Si es tu caso, puede que padezcas alguna intolerancia alimentaria