Leucemia

Este cáncer de la sangre afecta a cerca de 5.000 personas anualmente en España. El tratamiento depende del tipo de leucemia que se presente.

¿Qué tipos de leucemia existen?

La leucemia se produce cuando una serie de células anómalas de la sangre se multiplican de forma incontrolada, infiltrando la médula ósea. De esta forma, invaden la sangre y otros órganos, pero además impiden la producción de células normales.

Esto puede suceder de forma puntual, generando las leucemias agudas, o crónica, que crecen más lentamente.

Entre los tipos más frecuentes de leucemia, encontramos:

  • Leucemia linfocítica. Se produce cuando hay demasiados linfocitos, un tipo de glóbulos blancos (las células que permiten combatir infecciones). Es frecuente que no presente síntomas; si se dan, pueden verse inflamación de los ganglios, cansancio, dolor torácico, fiebre y pérdida de peso. La leucemia linfocítica aguda es el cáncer más común en niños.
  • Leucemia mieloide o mielógena. En este caso, es otro tipo de glóbulos blancos el que se multiplica: los granulomas. Suele deberse a una mutación en el llamado “cromosoma de Filadelfia”; aunque es genético, no se hereda de padres a hijos. Se multiplican los mieloblastos o blastocitos, células sanguíneas que no están desarrolladas por completo, reduciendo la cantidad de células sanas. Por eso, es frecuente que las personas con este tipo de leucemia presenten anemia, infecciones, facilidad para generar hematomas o hemorragias.

¿Cómo se diagnostica?

Es necesario hacer pruebas de sangre, de la médula ósea y de los ganglios linfáticos. En la leucemia mieloide es frecuente encontrar también en exámenes físicos artritis, dado que se eleva el ácido úrico, o un aumento del tamaño del bazo.

En ocasiones puede requerirse la realización de biopsias, ya sea de los ganglios linfáticos o de una muestra de médula ósea.

¿Hay tratamiento?

La leucemia puede llegar a curarse utilizando radioterapia, quimioterapia y terapia dirigida, que ataca solo las células cancerosas, impidiendo que crezcan o se diseminen.

En ocasiones puede ser necesaria la extirpación del bazo, o el trasplante de células madre (médula ósea).

Artículos de Leucemia

Tags relacionados con Leucemia