Demostró que hay mucho mundo más allá de La que se avecina. Y después de 7 temporadas dando vida a la psicóloga de esta exitosa serie (y de otros muchos proyectos), Cristina está a punto de sorprender con un nuevo –e intenso– personaje.

7

1 / 7 Tu vocación de artista fue muy precoz, Cristina

Sí, mi madre me cuenta que con 4 años ya le dije que quería serlo. Pero eso nunca ha sorprendido en mi familia porque hay una vena artística muy acusada. Mi madre canta, mi padre tocaba el piano (pese a aprender de forma autodidacta, todos reconocían que tenía un gran don), tengo tíos que esculpen…

Y otros dedicados al periodismo, porque eres sobrina del locutor deportivo Pepe Domingo Castaño.

Así es. Pepe es un grandísimo comunicador y él también cantaba. Llegó a sacar un disco y presentó programas.

4

2 / 7 Tu madre estará muy orgullosa de ti

Está muy orgullosa, sí. Ella no encontró en su casa el respaldo que yo sí tuve. Mis padres, mi familia, han sido siempre mi mejor público y me han animado a dedicarme a esto. Eso te da una gran seguridad a la hora de salir a un escenario.

La pena es que no me ha podido ver mi padre (que falleció hace 6 años) en uno de mis grandes papeles, Sally Bowles, en el musical Cabaret.

 

1

3 / 7 Siendo pianista hubiera disfrutado mucho contigo…

Me vio muchas veces sobre el escenario, pero en ese musical –donde estuve dos años– hubiera disfrutado mucho, sí.

De todas maneras, siento que estuvo ahí. A veces, antes de salir al escenario, le decía “papá, hoy me tocas tú al piano”.

2

4 / 7 ¿Te marcó especialmente su fallecimiento?

Yo viví su último suspiro. Estar con él aquella noche fue todo un honor. Tenía cáncer de pulmón y se fue como deseaba hacerlo, rodeado de su familia y pudiéndose despedir. Por eso no lo viví como algo doloroso. Además, sigo sintiendo su energía.

Gracias a él descubrí mi gran espiritualidad. Y le agradezco que fuera tan generoso conmigo siempre. Me enseñó mucho. Su último regalo fue una frase esa noche. Antes de “marcharse” me miró y me dijo: “Mi princesita rosa”. Jamás me había llamado así.

6

5 / 7 ¿Después de Cabaret has pensado en dedicarte a cantar?

No descarto en absoluto grabar un disco algún día porque es algo que me piden el cuerpo y la mente.

Lo que ocurre es que ahora mi carrera de actriz me tiene absorbida.

3

6 / 7 ¿Qué te ha aportado el dedicarte al espectáculo?

Lo cierto es que esta profesión me ha sorprendido mucho. Cuando empecé (en la serie Al salir de clase, por ejemplo) lo hacía más por ego, porque siendo joven necesitas ser visto y ser aplaudido.

Con el tiempo dedicarme a esto me ha servido para ir devorando mis límites, para ir rompiéndolos continuamente. Porque se exige algo de ti y te tienes que transformar para poder darlo.

Eso te lleva a pensar que, muchas veces, las barreras nos las ponemos nosotros mismos y somos capaces de mucho más de lo que creemos.

5

7 / 7 Veo que no te dejas vencer por las emociones negativas

El primer paso para que no te arrastren es admitir que las tienes, conocerlas, aceptar “tus sombras”. Solo así puedes mejorar.

Pero eso requiere ser muy valiente y también muy franco con uno mismo.

Si no estás dispuesto a ver lo malo que hay en ti, la vida se encargará de ponértelo por delante una y otra vez. Y lo hará de forma brusca. Con situaciones, con otras personas… hasta que lo mejores.

Tras muchos años en la serie La que se avecina, Cristina decidió dejarlo: "Mi personaje era muy querido, y la serie, de largo recorrido. Podía haber seguido muchos años pero tenía la inquietud de contar otros personajes, de probar cosas nuevas. Me dejé llevar por la intuición y eso me generó la confianza suficiente como para vencer los miedos. Deberíamos dejarnos llevar mucho más por ese olfato", nos cuenta convencida y contenta.

Una familia de mujeres "poderosas"

  • Mi abuela Rosa, era una mujer muy luchadora y amorosa. Enviudó muy joven y sacó adelante sola a 12 hijos. Tenía un don para los fogones y con 92 años aún cocinaba para todos. Su afán era mantener a la familia unida”.
  • Mi otra abuela, Gari, tiene 91 años y una energía absolutamente extraordinaria, con carácter. Fue actriz de zarzuela en Vilagarcía de Arousa y todavía hoy nos sorprende imitando por ejemplo a Lina Morgan”.
  • De mi madre no puedo decir menos. Es otra mujer muy fuerte, Teniendo ya 5 hijos, mi padre y ella tuvieron que reinventarse, cambiar de ciudad y montar un negocio, una joyería, para salir adelante”.
  • De ellas aprendí que la vida es un continuo aprendizaje y que nada de lo que te pasa es casual. Todo tiene un porqué. Incluso lo malo puede ser una prueba espejo para que lo rechaces y logres avanzar”.

Puedes leer la entrevista completa en el número 226 de la revista Saber Vivir.

Fotografía: Paco Navarro • Estilismo: Ana Capel • Maquillaje y peluquería: Eva Escalona • Vestuario: Byblos, Gold & Roses, Castaño de Indias, Zara, Marciano Guess y Pretty Little.

Tags relacionados