enfermera

Los próximos meses, posiblemente, van a ser especiales para enfermeros y enfermeras. La OMS ha propuesto dedicar el año 2020 a las enfermeras y las matronas, dos profesiones que, seguramente, se han visto relegadas a un inmerecido papel secundario dentro de la Sanidad.

Esta propuesta coincide con el 200 aniversario del nacimiento de la que se considera precursora de la enfermería moderna, Florence Nightingale.

  • Y precisamente así, como Nightingales, se refiere en su perfil de twitter a sus compañeras de profesión uno de los enfermeros más seguidos del país.

Relacionado con este artículo

Héctor Castiñeira es la persona que está detrás de “Enfermera Saturada”, un perfil a través del cual comenzó a compartir, con mucho sentido del humor, anécdotas y situaciones que se viven en el día a día de cualquier hospital y que, poco a poco, fue creciendo en seguidores y repercusión.

  • Tanto es así que acaba de presentar el que ya es su sexto libro, "El silencio de los goteros" (Ed. Plaza & Janés). Hemos aprovechado la ocasión para hablar con él y preguntarle no solo respecto al éxito de su personaje, sino también sobre la situación actual de la profesión en España.

Del anonimato… a firmar libros

Los libros de “Enfermera Saturada” son ya una colección. ¿Cómo nació el personaje y por qué crees que ha tenido tanto éxito?

Todo empieza en 2012, que es cuando decido crear el personaje de Enfermera Saturada. Yo llevaba ya unos cuantos años trabajando como enfermero en distintos sitios, un poco como todos, sustituyendo aquí y allá, y quería contar al mundo el día a día de los hospitales visto desde dentro.

  • Vi que Twitter, que justo en ese momento empezaba a estar en auge, podía ser la red social donde hacerlo.

Al principio el personaje era anónimo porque me parecía mucho más divertido contar el día a día a través de un personaje que de Héctor Castiñeira como tal. Y la verdad es que creció de una forma que se me fue totalmente de las manos.

"Tanto personal sanitario como pacientes se identifican con mis historias"

Ni siquiera mis propias compañeras sabían que yo era Enfermera Saturada, y muchas veces tenía que esconderme para tuitear. Al final ya pensaba que cualquier día me iban a pillar y decidí salir del anonimato.

¿Por qué que las historias protagonizadas por Saturnina Gallardo han tenido tanto éxito, también entre las personas que no son profesionales de la salud?

Creo que no solo los sanitarios se ven reflejados en lo que explica el personaje, también los pacientes. Realmente quien pasa las 24h del día a pie de cama, con ellos, es el personal de enfermería. Y eso genera un gran número de anécdotas.

¿Crees que las redes sociales han dado un espacio a enfermeras y enfermeros para convertirse, también, en prescriptores de salud conocidos por el gran público?

Sí. Han ayudado a democratizar las comunicación en salud, algo que antes estaba mucho más acotado, por lo que era más difícil llegar a pacientes y público en general.

  • En un principio empecé contando el día a día del hospital visto con humor, pero luego me di cuenta de que no solo me seguían enfermeras y enfermeros, también otra mucha gente que no tiene nada que ver con la salud.

Relacionado con este artículo

Y claro, te planteas utilizar esa difusión que permiten las redes sociales para dar información fiable, desmontar mitos y bulos de salud. De hecho, actualmente soy uno de los embajadores de la plataforma “Salud sin bulos”.

Sigo con el humor y contando el día a día del hospital, pero también aprovecho para intercalar este otro tipo de publicaciones para que la gente conozca la figura de los enfermeros y enfermeras.

¿PROFESIÓN DE MUJERES O DE HOMBRES?

¿Crees que el hecho de que la enfermería sea una profesión eminentemente femenina hace que esté más subestimada que otras en las que hay más hombres?

Pues creo que sí que es así, que ese techo de cristal del que muchas veces se habla es una realidad en profesiones como la enfermería.

Hasta hace poco, probablemente por una cuestión de género, no había enfermeros o enfermeras en cargos que implican una toma de decisiones respecto a la gestión de la salud, no contaban con nosotros para ello.

Y aunque el sistema sanitario sigue centralizado en los médicos, poco a poco las cosas van cambiando.

  • Hoy en día ya hay enfermeras que hacen trabajos de gestión y que dirigen centros de salud y hospitales. Y aunque son muy pocas y es algo casi anecdótico, hace 10 años esto habría sido impensable.

Tan solo el 11% de los enfermeros y enfermeras que hay en España son hombres

El género también ha pesado, incluso dentro de nuestros colegios profesionales, aunque esto también está cambiando.

  • Hasta hace muy poco los presidentes de prácticamente todos los colegios de enfermería de España eran hombres, cuando en realidad nosotros somos muy poquitos dentro de la profesión. Es algo que, realmente, no tiene mucho sentido.

¿También se dan diferencias en el trato que recibís por parte de los pacientes en función de si quien le atiende es un enfermero o una enfermera?

Lo notamos sobre todo en los mayores. Con mi compañera nos vamos turnando, y a veces va ella a una habitación, otras voy yo… Y algunos pacientes, sobre todo si tienen alguna duda, piden “que vaya el chico, que sabe más”.

Relacionado con este artículo

También me ocurre cuando entramos en la habitación una doctora y yo: el paciente mayor siempre tiende a pensar que el médico soy yo y la enfermera es ella. Incluso muchas veces te dicen “¿pero por qué no estudias para médico?”, algo que a mis compañeras no les pasa a menudo.

Afortunadamente, con los pacientes más jóvenes son situaciones que ya no suelen ocurrir.

la importancia de la ENFERMERÍA

La OMS quiere dedicar el año que viene a las enfermeras. ¿Podría ser una buena forma de poneros en valor?

Desde luego que sí. Todo lo que sean iniciativas, y más impulsadas desde la OMS, para dar difusión a la profesión y poder eliminar un poco ese techo de cristal y acceder a puestos de responsabilidad, donde se toman decisiones, es un altavoz que debemos aprovechar. Espero que no acabe quedando en papel mojado.

Independientemente del papel actual que tenéis dentro de la comunidad médica, ¿crees que ha cambiado la consideración que, a nivel general, tiene la sociedad respecto a las enfermeras?

Sí, ya no nos ven tanto como la “ayudante” del médico. Y aunque todos los que nos dedicamos a la sanidad debemos poner nuestros conocimientos en común, cada uno tiene su parcela de especialidad.

Somos una profesión sanitaria más, independiente del resto

Los enfermeros y enfermeras también podemos ejercer funciones docentes, gestoras y de investigación, además de la asistencial, que es la más conocida. De hecho, me gustaría destacar que, si te paras a pensar, puedes encontrarte a una enfermera casi en cualquier sitio en el que mires.

  • No solo trabajamos en centros de salud y hospitales, también lo hacemos en eventos deportivos, colegios, empresas… Esto puede dar una idea de lo importante que es nuestra profesión.

Más información

Organización Mundial de la Salud: año de las enfermeras y matronas

Salud sin bulos

Tags relacionados