Actualizado el

J1A2220

Belén tiene el gran privilegio –reservado hoy en día a muy pocas actrices– de poder elegir qué películas desea hacer, y eso dice mucho de su valía y del reconocimiento que recibe de sus colegas de profesión; pero uno de los motivos que la influyen a la hora de escoger es su intención de apoyar a directores y guionistas noveles, que están empezando: "Algo que me fascina de ellos es su pasión, su capacidad de ilusionarse y de ilusionar a los demás".

Sus referentes

Siendo niña, Belén sentía una profunda admiración por las presentadoras de informativos... ¡Y quería ser una de ellas!

"Me quedaba embobada viendo los informativos. En aquella época era la única 'ventanita' al mundo, la única forma de enterarte de lo que pasaba muy lejos de tu hogar.

"Recuerdo que yo pensaba ¡cuánto sabe esta señora! (ríe), lo tiene todo en la cabeza. ¡Yo quiero ser como ella!

"También admiré mucho a mis padres. De él, que era ingeniero de caminos, me fascinaba todo, lo personal y lo profesional. Y mi madre, que era profesora de baile, me transmitió el valor de la constancia y de la disciplina".

"Me siento afortunada por haber tenido unos padres como ellos y, porque cuando echo la vista atrás, recuerdo mi infancia como algo muy, muy feliz".

Fotografía: Teresa Peyrí • Estilismo: Chus Rueda • Maquillaje y peluquería: Moncho Moreno • Vestuario: Dolores Promesas, Beatrice, Alicia Rueda, Salsa, Dear Tee, Sfizio, Steve Madden, Lodi, Uno de 50, Luxenter.