migrana vall hebron

La migraña no es un simple problema de dolor de cabeza. Es muy discapacitante y está muy extendida. Se calcula que mil millones de personas la padecen en el mundo y al menos una de cada diez personas en España.

Pese a ello, aún se sabe poco de cómo tratarla. De ahí la importancia de la creación de centros como el Migrain Adaptative Brain Center (centro del cerebro adaptativo para la migraña), pionero en España.

Una de cada diez personas sufre migraña en nuestro país

Detrás de este curioso nombre, su directora y jefa de la Unidad de Cefalea del hospital Vall d’Hebrón, la neuróloga Patricia Pozo-Rosich explica que hay una forma diferente de tratar la migraña.

LAS CAUSAS DE LA MIGRAÑA

“Todos tenemos un cerebro que tiene la posibilidad de adaptarse a los cambios del entorno, la luz, sonidos, temperatura, etc. Lo que les falla a los pacientes de migraña, en mayor o menor grado, es que tienen disfunciones en esa capacidad de adaptarse. Ya nacen con eso.

¿Puede ponerme un ejemplo?

Una persona puede eliminar estímulos innecesarios para centrarse en su actividad, por ejemplo el sonido de un reloj o el golpeteo de un vecino trabajando. Un individuo con migraña no lo consigue.

Podemos dejar de oír un sonido que nos desconcentra, los migrañosos no

¿El objetivo prioritario es investigar o curar?

Es un centro de investigación, pero investigamos con personas, casos reales. Somos médicos y lo que queremos es mejorar la situación de los pacientes. Lo que hemos hecho es habilitar al lado de la sala de investigación, una zona asistencial para ayudarles. Es ambas cosas.

¿Cómo funciona?

A los pacientes se les entrega un cuestionario donde tienen que ir escribiendo las situaciones en las que sufren los ataques de migraña y hábitos de vida. El objetivo es ayudarles a mejorar su calidad de vida, que sepan cómo funciona su cerebro y qué deben hacer para prevenir los ataques de migraña.

Relacionado con este artículo

¿Y qué deben hacer?

Por ejemplo, evitar situaciones de estrés y minimizar estímulos y cambios innecesarios en su vida.

¿Quién puede ir a este centro de migraña?

Estamos en el hospital del Vall d’Hebrón, en Barcelona, y los pacientes se circunscriben a nuestra zona de atención. De todas formas hay casos puntuales en que se tratan pacientes de otras localidades e incluso otras comunidades autónomas.

¿Qué es, en su opinión, lo más innovador del centro?

Lo que hemos organizado, que es único en España, es abrir un hospital de día. La gente con estado migrañoso, en vez de ir a las urgencias normales, que es un martirio para ellos, vienen directamente al centro a que les pongamos un tratamiento intravenoso.

Hay una unidad de día para atender al momento ataques de migraña

¿Todos los ataques de migraña son similares?

Una misma persona puede tener ataques más fuertes o flojos. Los síntomas son parecidos, la duración e intensidad varían.

¿Qué desencadena el dolor?

El cerebro, por lo que decíamos de exceso de estímulos, se satura y provoca un ataque de migraña. La consecuencia es que se inflaman las meninges [el tejido debajo del cráneo que cubre el cerebro para protegerlo] que provoca el dolor de cabeza.

¿Estamos aún lejos de poder curar la migraña?

Curar es una palabra muy grande en medicina. Curamos muy poco los médicos. Sobre todo aliviamos.

En cardiopatía se ha avanzado...

Las enfermedades del corazón tampoco se curan. Tienen que tomar medicación de por vida. Pero estoy de acuerdo en que hace más que se investiga el corazón. Hasta hace poco no podíamos ver lo que pasaba en el cerebro. Hemos tenido que esperar a que la tecnología avanzase para medir la actividad cerebral.

Enseñamos estrategias para que eviten los estímulos que provocan la migraña

Ahora podemos hacer estudios de genética, de cambios moleculares y de neurofisiología. La investigación sobre migraña ha hecho un cambio importante en los últimos quince años.

¿Ha mejorado el tratamiento?

Tenemos nuevas herramientas. Hay una generación de tratamientos con anticuerpos monoclonales, llamados CGRP. Son tratamientos ya aprobados en otros países europeos y que llegarán pronto a España. Supone un abordaje muy novedoso en la prevención de la migraña.

¿Será la solución definitiva a la migraña?

No, no todos los pacientes tendrán la misma solución. Ya adelanto que la evolución de la neurología y la medicina en general es hacia la personalización y la precisión. No todos los tratamientos servirán para todos ni para todos los momentos de la vida de un mismo paciente. Ya se está viendo: cuando se lanza un tratamiento nuevo hay pacientes que responden bien y otros que no.

Relacionado con este artículo

¿Cuál es el objetivo de su centro ahora?

Uno de ellos es entender cómo empieza y acaba un ataque de migraña. Si damos con la clave, será también útil al resto de población, porque podremos desarrollar estrategias que mejoren la adaptación que tenemos todos al entorno, que tampoco es tan buena.

¿En qué sentido no es buena?

Pensemos en la experiencia de ir a un centro comercial. En un minuto cambias a una luz brillante, hay música o una voz en off machacona, muchos productos juntos entremezclados, un cambio de temperatura grande por la calefacción o el aire acondicionado. Pasa igual en algunas oficinas. Esto puede generar cansancio, desconcentración, irritabilidad. Estos trastornos pueden ser producto de la falta de adaptación al entorno.

Tags relacionados