sentada erguida. Caminar o sentarse en mala postura

1 / 4 Caminar o sentarse en mala postura

 Laura Roja, fisioterapeuta experta en suelo pélvico asegura que es muy importante caminar y sentarse bien, ya que las malas posturas también castigan la musculatura pélvica.

  • Al caminar... hay que mantener la pelvis neutra, ni sacando "culete" ni llevando el pubis hacia delante, sino alineada con las curvas naturales de la columna.
  • Al sentarse... también hay que mantenerse erguida, como al caminar, para no comprimir el abdomen.
  • Tampoco conviene cargar peso, empujarlos o arrastrarlos.
  • Un abdomen prominente también empeora la incontinencia. Por eso, al trabajar el suelo pélvico es importante tonificar también la musculatura del abdomen para que funcione como una "faja natural" que le quite presión.
kilos de mas2. Los kilos de más

2 / 4 Los kilos de más

Diversos estudios señalan que perder peso mejora (o incluso resuelve) la incontinencia urinaria en mujeres con sobrepeso u obesidad.

  • Demostrado científicamente. Expertos de la Universidad de California han comprobado que si se reduce un 5% el índice de masa corporal (IMC), el riesgo de sufrir incontinencia urinaria baja… ¡a la mitad! Es decir, que una mujer de 167 cm de altura y 79 kg que adelgace 4 kg rebaja un 50% el riesgo de padecerla.
  • Se libera la presión. Una explicación de este efecto es que un peso excesivo, y en particular un exceso de grasa en la zona central del cuerpo, aumenta la presión que tienen que soportar las vísceras abdominales y, por tanto, también la vejiga.
deficit testosterona cabello. La falta de testosterona

3 / 4 La falta de testosterona

En las mujeres no abunda (es la hormona masculina por excelencia), pero la Asociación Americana de Urología advierte que no conviene tener niveles muy bajos.

  • Si el cuerpo no dispone de ella aparece cansancio, ganancia de peso, ánimo bajo, pérdida de cabello… ¡Y debilidad de todos los músculos, también los pélvicos!
dermatitis vulgar. Una dermatitis vulvar

4 / 4 Una dermatitis vulvar

Que esa zona se irrite y pique (por contacto con tejidos húmedos o prendas sintéticas y con mucho tinte…) puede empeorarlo todo sin que tú lo sospeches.

  • Esta inflamación localizada puede provocar alteraciones al orinar. Y al revés: quizá sea ya una consecuencia de sufrir "pérdidas". Acude a tu ginecólogo.

Actualizado el

deficit testosterona cabello

ejercicio para un suelo pélvico fuerte

Para muchas es algo desconocido pero el suelo pélvico debería ser una prioridad en la salud femenina. Y tu misma puedes hacer mucho para ejercitar y fortalecer esta zona. Más adelante, con la edad, agradecerás haber empezado ahora.

De todos los factores que acabamos de repasar, sin duda el peor es el sobrepeso. Ten en cuenta que en la obesidad ocurre como en las últimas etapas del embarazo, que se crea una tensión crónica en los nervios y músculos de la pelvis, lo que contribuye a la incontinencia urinaria.

Evita el sedentarismo

Además de hacer dieta, el otro pilar para combatir el sobrepeso es el ejercicio. Pero moverte algo más no solo es bueno para perder kilos.

  • Un estudio de la Universidad de Vigo ha demostrado que existe también una relación entre incontinencia urinaria y hábitos sedentarios.
  • Según los autores, la falta de ejercicio (es decir, el sedentarismo) predispone a las personas de más edad a desarrollar incontinencia. Así que camina a diario.