Por Soledad López, periodista especializada en salud

La infertilidad afectat a un millón de parejas españolas
iStock by Getty Images

La dificultad para concebir de manera natural ya no es un tema tabú. La sociedad percibe la infertilidad como lo que es, un problema de salud, y las clínicas de reproducción asistida han proliferado en las últimas tres décadas.

Sin embargo, esta es una falsa sensación de normalidad porque la realidad es que muchas parejas infértiles, y en especial las mujeres, viven el problema en el silencio de la intimidad.

la infertilidad todavía se esconde

A día de hoy, las parejas que se someten a un tratamiento de fertilidad no suelen explicarlo abiertamente. Es algo de lo que todavía se habla poco si no hay confianza.

"Después de 30 años de reproducción asistida en España, todavía hay un sentimiento de culpabilidad y bochorno que no se da en otros tratamientos médicos", asegura Helena Fernández, presidenta de la Red Nacional de Infértiles, la asociación española de pacientes con infertilidad.

"La falta de empatía y el desconocimiento social hace que las pacientes se aíslen y acudan a la medicina reproductiva casi a escondidas", reconoce.

Falta de apoyo psicológico

La infertilidad no es un problema de salud que reste años de vida, pero sí puede tener una afectación psicológica muy importante en aquellas personas que quieren tener un hijo y no lo consiguen.

Sin embargo, en España no se prevé ninguna atención psicológica para las personas que están pasando por este trance. Y de eso se quejan desde la Red Nacional de Infértiles:

  • "Ni la sanidad pública ni la privada han integrado este servicio en la fecundación in vitro", alerta Helena Fernández.
  • "La atención psicológica es siempre un complemento que o se paga, en el caso de las clínicas particulares, o se recibe después de una burocracia infernal, en el caso de la seguridad social", afirma.

En la asociación española de pacientes con infertilidad están convencidos de que ninguna paciente debería iniciar su tratamiento médico sin una pauta psicológica asociada.

dónde hacer un tratamiento de reproducción

La universalidad de la sanidad pública española es algo de lo que siempre se hace bandera. Todas y todos tenemos acceso a la sanidad sin distinción alguna.

Sin embargo, la medicina reproductiva queda fuera de esa cobertura total en muchas comunidades autónomas.

  • En todas las comunidades hay una edad límite de acceso al tratamiento médico que se sitúa en 40 años, pero dependiendo del lugar donde vivas, el número de tratamientos de fertilidad y sus condiciones varían.

Conclusión: no todas las españolas con una enfermedad reproductiva tienen las mismas opciones según donde vivan.

"Somos conscientes de que los recursos son limitados y que las listas de espera son fruto de un déficit presupuestario, pero queremos poner de relieve que la discriminación que existe en esta área de la medicina no se da en otras", denuncia la presidenta de RNI.

"A nosotras se nos niega un tercer tratamiento en muchas comunidades autónomas, así como tener un segundo hijo o ser tratadas después de los cuarenta", añade. En definitiva, hay una serie de condicionantes que no se exigen en otras patologías.

El mapa de la (In)fertilidad

Para visibilizar el problema de la infertilidad, la Red Nacional de Infértiles (RNI) ha presentado el primer mapa de la (in)fertilidad español.

Se trata de una web que invita a todas las parejas con problemas reproductivos a geolocalizarse en algún punto de España de manera anónima poniendo un corazón.

"La idea es poder tener una fotografía del mayor número de personas que están atravesando o han superado ya un problema reproductivo y poder visibilizar que somos muchos quienes pasamos por una circunstancia como la de la infertilidad y que no estamos solos", explica Helena Fernández.

Se pretende geolocalizar a las parejas con problemas de fertilidad (de forma anónima) para darse apoyo

Los primeros días de lanzamiento del mapa de la [in]fertilidad ya ha dejado datos interesantes:

  • Un 66% de los participantes sigue en la lucha contra la infertilidad: el 76% lo hace en una clínica privada y el 24% en la seguridad social.
  • Los tratamientos de fertilidad más habituales a los que se recurren son la fecundación in Vitro (64%), la donación de gametos (19%), la inseminación artificial (14%) y la adopción (2%).
  • El 25% de las mujeres que reconocen tener problemas para concebir no se han decidido a iniciar ningún tratamiento reproductivo.
  • El 50% de las mujeres que han tenido o tienen un problema reproductivo y han participado en esta acción han sufrido alguna vez un aborto. "El duelo por la pérdida de un hijo, aunque sea una pérdida temprana, es otro de los grandes escollos de una mujer durante el proceso reproductivo y del que se habla muy poco", concluye la presidenta.

Tags relacionados