Alimentos prohibidos si tienes piedras de riñón

La alimentación es un pilar importante si sufres piedras de riñón porque se forman a partir de sustancias que provienen en parte de lo que comes. Toma nota de los alimentos que debes evitar según el tipo de piedra o cálculo renal que sufras.

Actualizado a
Maria T Lopez nutricionista
María T. López

Farmacéutica. Técnica en Nutrición y Dietética

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Alimentos prohibidos si tienes piedras de riñón
iStock by Getty Images

Depende del tipo de piedra que tengas tendencia a crear, realizar cambios en tu alimentación te ayudará a prevenir futuros cálculos renales.

Las piedras o cálculos renales son masas sólidas formadas por pequeños cristales que se crean a base de sedimentos que van dejando las sales y los minerales de la orina. Suelen tener el tamaño de un grano de arena grande, aunque pueden ser más grandes. Cuanto mayor es la piedra, más riesgo hay de que provoque dolor o bloquee el flujo de la orina.

En cualquier caso, las piedras en el riñón siempre se forman a partir de partículas que se encuentran en la orina. Según el tipo de piedra que tengas tendencia a crear, realizar cambios en tu alimentación puede ayudarte a prevenir futuros cálculos renales. Las siguientes recomendaciones están basadas en las guías del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés)

Alimentos que debes evitar si tienes piedras de calcio

La mayoría de los cálculos renales son de calcio y se forman a partir de oxalato de calcio, una sustancia que produce el hígado pero que también se obtiene de la dieta. Las piedras de calcio también pueden ser de fosfato de calcio (son más propias de trastornos metabólicos o acidosis tubular renal).

  • Alimentos ricos en oxalatos. Espinacas, almendras, chocolate, cacahuates, nueces o salvado de trigo son fuente de oxalatos. Evítalos si tienes piedras de oxalato de calcio.
  • Alimentos ricos en sodio. El exceso de sal aumenta el riesgo de piedras de riñón. Los ultraprocesados, los embutidos, las carnes procesadas, los snacks, los aderezos y las salsas industriales y la comida rápida son ricos en sodio.
  • Proteína animal en exceso. Tomar muchas proteínas de origen animal favorece los cálculos de riñón. Carnes, huevos, pescados, mariscos y lácteos son las principales fuentes de proteína animal. Es importante que te asegures la cantidad adecuada de proteínas, pero puedes sustituir alguna ración de proteína animal por proteína vegetal con contenido bajo en oxalatos como los garbanzos.
  • No elimines el calcio. El calcio no es la causa de las piedras de oxalato de calcio. De hecho, el calcio en cantidades adecuadas impide que otras sustancias puedan formar piedras. Ahora bien, el consejo es obtener el calcio de alimentos que sean bajos en oxalatos y que no sean de origen animal para evitar el exceso de proteína. Deben evitarse los suplementos de calcio porque se asocian con mayor riesgo de cálculos renales.

Alimentos que debes evitar si tienes piedras de ácido úrico

Las piedras de ácido úrico suelen formarse en personas que beben poca agua, consumen muchas proteínas o tienen gota, diabetes o síndrome metabólico. También en personas que pierden líquidos a causa de diarreas crónicas. La genética también puede aumentar el riesgo. Los alimentos que deben evitarse son los ricos en proteína animal:

  • Carnes de ternera, cerdo, pollo y pavo.
  • Pescados
  • Mariscos.
  • Huevos
  • Leche.
  • Queso y otros derivados lácteos.

Si limitas las proteínas de origen animal debes compensarlo con una mayor ingesta de proteínas de origen vegetal: alubias, lentejas, cacahuetes, soja y derivados, nueces, almendras, anacardos, pistachos...

cuánto beber si tienes piedras de cistina

Son los cálculos renales menos habituales. Se deben a un trastorno hereditario que provoca que los riñones excreten mucha cantidad de un aminoácido llamado cistina en el riñón, el uréter y la vejiga.

Normalmente, para tratar las piedras de cistina es suficiente con una correcta hidratación.

La recomendación general es que una persona adulta debería beber unos 2 litros de agua cada 24 horas (2,5 los hombres, 2 litros las mujeres y los niños algo menos), que es la cantidad diaria que se pierde.

Según la Clínica Mayo, las personas con cálculos renales deben beber líquido como para eliminar 2 litros de orina al día. Si vives en un lugar de clima caluroso y seco o haces ejercicio puede que tengas que beber más agua para producir más orina. Si la orina es clara y transparente, es señal de que estás tomando suficiente agua.