Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Un análilsis detecta los riesgos de las personas con colesterol hereditario
iStock by Getty Images

Tener el colesterol alto es un motivo de preocupación. No es lo mismo el colesterol bueno (el de alta densidad. HDL) que el malo (el de baja densidad, LDL), pero en todo caso la recomendación general es tener unos niveles de colesterol total dentro de la normalidad.

El colesterol está detrás de un mayor riesgo de obstruir las arterias y por tanto de tener problemas cardiovasculares.

Los motivos por los que tenemos unos índices altos de colesterol son varios:

  • El tipo de alimentación es muy importante. Por eso hay que cuidarla especialmente.
  • Hay casos en que se produce por un componente genético contra el que no podemos hacer nada. Es la hipercolesterolemia familiar.

Una resonancia magnética de la sangre da pistas sobre el grado de riesgo

Este grupo de personas tienen ahora una nueva y eficaz herramienta para cuidarse gracias a una investigación liderada por el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili.

El riesgo del colesterol familiar

El estudio, publicado en la revista Atherosclerosis, ha demostrado que se puede calibrar el riesgo de sufrir trombos o algún otro problema cardiovascular de las personas que padecen colesterol familiar.

Algunas enfermedades metabólicas crónicas, y la hipercolesterolemia familiar es una de ellas, provocan una respuesta inflamatoria global.

Esa inflamación es sutil, pero a la larga puede provocar lesiones, como es la obstrucción de los conductos sanguíneos.

  • Cuando hay inflamación, nuestro hígado reacciona provocando unas sustancias específicas, las glicoproteínas.
  • Mediante una resonancia magnética del suero de la sangre de la persona se puede comprobar el grado de estas sustancias y, por tanto, el nivel de inflamación que tiene.

Hemos determinado que este análisis es útil para predecir qué personas están en riesgo de presentar alteraciones vasculares y cardíacas”, explica la investigadora Irene Malo, primera autora del estudio.

La evolución a los cinco años

Para realizar el estudio, los investigadores reclutaron a cerca de 300 pacientes con hipercolesterolemia familiar a los que se les hizo el análisis y siguieron durante cinco años su evolución.

El análisis permite deducir si en cinco años tendrás lesiones en las arterias

Los resultados han demostrado que:

  • Estas personas tienen más glicoproteínas en sangre (están más inflamadas). Y que las que tenían en mayor cantidad eran aquellas que ya habían empezado a sufrir lesiones arteriales.
  • Los que tenían concentraciones de glicoproteínas más altas y aún no tenían lesiones en las arterias desarrollaron estas alteraciones más rápidamente en los siguientes cinco años.

Hay veinte veces más riesgo

Estos estudios son importantes para poder calibrar adecuadamente el tratamiento. Hay medicamentos para corregir los valores del colesterol.

La mitad de las personas con colesterol alto sufren algún problema cardiovascular a edades relativamente tempranas: 55 años en los hombres y 60 años en las mujeres.

Si esos niveles altos no son consecuencia de malos hábitos (comida, alcohol, tabaco, sedentarismo) sino a un problema hereditario, el riesgo es veinte veces mayor.

De ahí que es importante detectar la hipercolesterolemia genética lo antes posible para aplicar ya tratamientos.

  • Cuanto antes se empiece, el riesgo se reduce exponencialmente.

Cómo detectar la hipercolesterolemia

La persona con hipercolesterolemia o colesterol familiar no se diferencia en principio de otras personas que puedan tener colesterol alto. El resultado final es el mismo: grado alto del colesterol más perjudicial.

Un análisis de sangre temprano nos ayudará a identificar el colesterol familiar

Se trata de un problema hereditario. Lo produce una mutación de un gen que hace que nuestro hígado no elimine el colesterol de un modo tan eficiente.

  • Por eso estas personas suelen presentar mucho antes, incluso ya en edades jóvenes, niveles altos de colesterol.
  • Otro problema añadido es que el colesterol bueno, el HDL, también pierde capacidad para proteger las arterias.

La manera de detectarlo es con análisis de sangre. Como la gente joven no se los suele hacer, alguna pista es preguntar a nuestros progenitores.

  • Si tu padre o tu madre tienen colesterol familiar, tienes un 50% de riesgo haberlo heredado.
  • La hinchazón de manos o talones puede ser una pista que también lo indique.

De todas formas, el análisis de sangre puede no ser concluyente. Los valores cambian mucho dependiendo del tipo de mutación.

  • La confirmación definitiva nos la dará un análisis genético.