Por el Dr. Francisco Marín - Médico de Atención Primaria

No creo que tengas que preocuparte en exceso; difícilmente habrá una fractura en el coxis si no te has caído ni te has dado un golpe fuerte en esa zona.

De todos modos, es cierto que en personas con osteoporosis un traumatismo mínimo puede ocasionarlas, pero por su consistencia, su forma y su tamaño (y quizá también por su disposición en la zona pélvica), el coxis no suele ser el protagonista de estas fracturas.

Los músculos también pueden doler, aunque tampoco es habitual que pase sin un traumatismo previo. Pero algunos, por su disposición anatómica, pueden acabar generando dolor tras una inflamación, sobrecarga o rotura. Es el caso, por ejemplo, del psoas (que se extiende desde la columna hacia el fémur).

Cuando en la consulta vemos a pacientes que se quejan de dolor en la rabadilla sin haber padecido ninguna caída o golpe previos, las causas más frecuentes son las denominadas proctalgias, que engloban las hemorroides trombosadas, las fístulas rectales sobreinfectadas, o las fisuras anales.

Tags relacionados