colores en casa

Actualizado el

colores en casa

El color forma parte de la vida, y a través de sus múltiples tonalidades se pueden expresar emociones y estados de ánimo, armonizar ambientes e incluso se puede usar como tratamiento en algunos trastornos orgánicos.

Cada color está marcado por el predominio de unas frecuencias electromagnéticas específicas y se asocia con unas características y unas propiedades particulares, y transmite unas sensaciones bien distintas.

Los colores y sus propiedades

Los colores son, en realidad, una descomposición de la luz en una gama infinita de tonos, entre los que destacan los siete colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

Relacionado con este artículo

Luz y color juegan un papel en la fisiología humana, influyen en el carácter, repercuten en el estado de ánimo, en el humor, en la vitalidad y también en la salud.

Al elegir la ropa que te pones por la mañana o un color para tus paredes, se pueden potenciar o mitigar aquellos aspectos que precisemos.

Los colores cálidos

Son estimulantes, aportan calor y dinamismo y ayudan a subir el ánimo. Pueden ser muy útiles en caso de astenia o incluso depresión.

Por ejemplo:

  • El color rojo potencia el sistema inmunológico.
  • El naranja estimula el sistema respiratorio.
  • El amarillo ayuda a tonificar el sistema nervioso y a activar la mente.

Los colores cálidos estimulan, al contrario que los fríos, que aportan calma

Ten en cuenta que, en exceso, pueden generar el efecto contrario, es decir, pueden ser excesivamente estimulantes y provocar nerviosismo.

Los colores fríos

Son relajantes, aportan sosiego, calma y frescor. Son ideales en entornos de personas nerviosas, con ansiedad, hiperactivas e incluso para los afectados de hipertensión.

  • El azul tiene propiedades tranquilizantes y calma las irritaciones.
  • El verde aporta calma y serenidad y se le atribuyen propiedades desintoxicantes y antisépticas.
  • El violeta actúa como calmante.

En este caso, el exceso de estos tonos puede provocar apatía y pasividad.

El blanco y el negro

Son un caso aparte ya que cromáticamente el blanco es la ausencia de color, un tono neutro que aporta pureza y limpieza.

Mientras que el blanco se asocia a la pureza, el negro, en exceso, puede restarnos energía vital

Contrasta con el color negro, que absorbe todas las frecuencias de la luz. Aunque a la hora de decorar muchos relacionan este último tono con la modernidad y el minimalismo, en exceso puede llegar a ser inquietante e incluso reducir la energía vital.

CÓMO USAR LA CROMOTERAPIA EN TU HOGAR

La cromoterapia, la técnica de aplicar colores para conseguir ciertos efectos sobre el cuerpo y la mente, también se puede aplicar a la hora de elegir el tono más adecuado para las estancias de tu hogar.

Saca partido al color según tus necesidades

No se trata de que toda la habitación esté pintada de un mismo color: pintando una de las paredes, una columna o incorporando elementos decorativos como colchas, cortinas o cojines de ciertos colores conseguirás cambiar la percepción de los espacios.

  • El color amarillo es favorable para las estancias juveniles y para zonas de estudio o de trabajo, ya que aporta dinamismo y potencia la actividad mental. También es adecuado para aquellas habitaciones que no reciben mucha luz natural.
  • El verde y el azul son los más adecuados para los dormitorios, puesto que favorecen el descanso. También aportan frescor en estancias soleadas.

En el dormitorio, usa colores fríos para un buen descanso, y en el salón, los cálidos

  • Los rojos y naranjas son ideales para zonas de día como el salón, porque aportan calidez e invitan a compartir. Combina detalles decorativos como jarrones, flores, marcos de fotos, alfombras o incluso cortinas en zonas de paso.

Relacionado con este artículo

Tratamiento con luz y color

La cromoterapia se ha extendido como técnica de equilibrio de las disfunciones del organismo, siendo de ayuda en múltiples casos. En este sentido, la luz y el color se utilizan como herramientas para ayudar a restablecer problemas de salud:

  • La luz blanca brillante se utiliza para tratar el denominado trastorno afectivo estacional. Este aparece principalmente en invierno y en países y zonas en los que no disfrutan de la luz solar durante largos periodos de tiempo, lo que puede llevar a estados de apatía y de depresión.
  • El insomnio también se puede abordar y tratar con dosis de luz blanca y brillante.
  • Otro ejemplo es la luz roja, que se utiliza para el tratamiento del estreñimiento o la cicatrización de heridas.
  • Así como la luz azul, que se usa para los casos de ictericia en recién nacidos, entre otros trastornos.

Pinta tu casa con salud

  • Además de obtener los beneficios de los colores, cuando cambies el tono de las paredes de tu casa procura usar pinturas ecológicas.
  • Estos productos están libres de sustancias químicas tóxicas, compuestos volátiles o metales pesados, por lo que deberían ser nuestra opción para pintar, sobre todo, los dormitorios.