9 consejos para aliviar el dolor de rodillas

Los consejos que te recomendamos a continuación ayudan a prevenir el desgaste de la rodilla. Y si ya sufres artrosis, será el médico quien marque la pauta de tratamiento, aunque estas ideas pueden contribuir igualmente a aliviar el dolor.

Actualizado a

El paso de los años, y sobre todo los malos gestos repetidos una y otra vez, van debilitando las rodillas.

  • Si hace décadas los especialistas pensaban que esta importante articulación se desgastaba, sin más, ahora los expertos coinciden en que también hay inflamación. Aún más: hay quien asegura que es la inflamación la que da lugar al desgaste.

Factores que pueden acelerar el desgaste

Sea como sea, el resultado es que los tejidos pierden resistencia y elasticidad (no pueden retener el líquido que necesitan para nutrirse). Eso desgasta el cartílago, la almohadilla que recubre el borde de los huesos y que impide que estos rocen entre sí. y, al desgastarse, sí que hay fricción.

  • Con sobrepeso, hay más riesgo. La carga que deben soportar las rodillas es mayor y, además, se sabe que el exceso de grasa produce sustancias proinflamatorias.
  • Y también debido a lesiones previas. Quienes han sufrido algún daño en la rodilla (por ejemplo en el menisco o una rotura del ligamento cruzado anterior) tienen tres veces más probabilidades de desarrollar artrosis precoz.

Si últimamente notas que tus rodillas "se quejan", no lo dejes pasar y consúltalo con tu médico. El dolor puede ser síntoma de varios trastornos articulares, desde una tendinitis a una artrosis. Los siguientes consejos también pueden ayudarte a aliviar las molestias.

1 /9
Refuerza el lado externo de los muslos

1 | 9 Refuerza el lado externo de los muslos

Si mantienes los muslos en forma, el peso que soportan las piernas se repartirá mejor, reduciendo la carga de las rodillas. Puedes lograrlo con este sencillo ejercicio:

  • De pie, separa las piernas a la anchura de las caderas. Apóyate en el respaldo de un sofá, una silla firme o el tronco de un árbol si estás en un parque, y estira la pierna de la rodilla que te duele hacia arriba y hacia un lado. Aguanta 5 segundos en esta posición, baja, descansa 2 segundos y repite.

2 | 9 En la cama, un cojín entre las piernas

Cuando ya existe artrosis, dormir bien se convierte en una meta imposible porque las rodillas "se clavan".

  • En las farmacias encuentras cojines ortopédicos (o utiliza uno pequeño) que evitan ese rozamiento.

 

3 | 9 Aplica frío o calor… según la notes

Ambos son convenientes, pero hay que elegir bien el momento idóneo.

  • Coloca tu mano sobre la rodilla, ¿está caliente?, ¿la notas enrojecida? En ese caso, pon un poco de hielo envuelto en un paño para reducir la hinchazón interna.
  • Por el contrario… ¿la notas rígida pero no está caliente? Aplica calor. Hazlo dos veces al día, pero no más de 20 minutos.

 

4 | 9 El automasaje que sienta bien a tus rodillas

El músculo cuádriceps femoral tiene un importante cometido sobre la rodilla: permitir (gracias también a los tendones que lo recorren) su extensión y flexión. Pero cuando está sobrecargado… la rodilla se desestabiliza y falla.

  • Si el dolor es leve pero insistente, masajea con suavidad ese músculo 20 minutos dos veces por semana.

5 | 9 Mima tus intestinos… y sus bacterias

Durante mucho tiempo se ha pensado que las personas con sobrepeso sufren artrosis de forma temprana por el impacto de los kilos. Pero ahora se conoce otra razón:

  • Tienen más bacterias dañinas en sus intestinos, lo que provoca inflamación articular y desgaste. De ahí la importancia de incluir probióticos (yogur y otros fermentados lácticos) y prebióticos (ver columna de la derecha) en la dieta diaria.

6 | 9 Apúntate a sesiones de taichí

Está demostrado que esta práctica milenaria basada en movimientos lentos y suaves relaja las articulaciones y consigue que ganen flexibilidad. Muchos especialistas también la recomiendan por lo siguiente:

  • Durante la sesión liberas endorfinas, un tipo de hormonas que proporcionan sensación de bienestar y que, paralelamente, sienta muy bien a toda la musculatura (en el caso de que esté comprimida, contracturada, el riego sanguíneo a la articulación mejorará gracias a ella).  

 

7 | 9 Brócoli y cebolla... ¡A diario!

Estos alimentos tan baratos y mediterráneos son prebióticos altos en fibra.

  • Incluirlos en tu alimentación diaria (recuerda hacer el brócoli al vapor y solo durante 3-4 minutos para no destruir sus propiedades) ayuda a mejorar la microbiota intestinal. Como has visto, eso es fundamental para reducir la inflamación interna que también está afectando a esa articulación.

8 | 9 Calzado que no pese

Muchas personas tienen en cuenta el tipo de tacón o la puntera del zapato a la hora de comprarlo, pero no se fijan en otro importante detalle…

  • El peso del calzado. Si pesa mucho, tus rodillas tendrán que realizar un esfuerzo añadido cada vez que levantan y flexionan la pierna.

9 | 9 Que no te falten vitaminas C, E y D

La oxidación prematura de los tejidos parece estar detrás del desgaste de las articulaciones.

  • Por eso, se recomienda seguir una alimentación rica en vitaminas antioxidantes, sobre todo C, E y D. Toma abundante fruta fresca, pescados, huevos, espinacas, nueces, almendras y semillas variadas.

 

Consejos para aliviar el dolor de rodillas
Archivo RBA