Medicina de familia

¿Puede aparecer dolor en los oídos por el agua de la piscina?

He tenido dolor de oído y picor, pero no había infección según mi médico. ¿Puede ser porque voy varios días a nadar? ¿Cómo lo evito? ¿Cuál es la mejor opción para calmar la molestia?

Dr. Francisco Marin
Dr. Francisco Marín

Médico de Atención Primaria

El dolor de oído (otalgia), en efecto, además de por una infección habitualmente de origen bacteriano, también puede estar causado por irritaciones en la piel del conducto auditivo externo (a causa de una pústula, una herida, un eccema descamativo...).

Incluso, y esto no es extraño, puede deberse a un problema en la articulación de la mandíbula o la erupción de algún molar.

Nadar a menudo, y ese es tu caso, también puede desencadenar ese problema en el conducto auditivo. Porque el cloro reseca la zona, la irrita, puede incluso generar aparición de fisuras...

Quizá podrías utilizar unos tapones de silicona, por ejemplo, para evitar que entre el agua en el conducto auditivo y, con ello, no sufrir estas consecuencias.

Para atenuar las molestias, y como el médico te ha dicho que no hay infección:

  • Si la inflamación es propiamente del oído, te irá bien aplicarte una compresa fría: el calor aumenta la llegada de sangre, y por lo tanto, el proceso inflamatorio.
  • Si el dolor aparece en la articulación de la mandíbula, te irá mejor una fuente de calor.

En cualquier caso, nunca hay que introducir bastoncillos o cualquier otro objeto en el conducto auditivo externo.