Soluciones para el dolor de cadera

Tengo una inflamación enuna zona de la cadera, una trocanteritis. Aparte de la medicación, ¿qué otras cosas pueden ayudarme?

Actualizado a
Dra. Raquel Almodóvar
Dra. Raquel Almodóvar

Reumatóloga

La trocanteritis, o síndrome doloroso del troncánter mayor, es una inflamación de los tendones de la zona por actividades repetitivas, debilidad muscular, calcificaciones… Es una patología que afecta al 10 %- 20 % de la población y es más habitual en mujeres.

El objetivo principal del tratamiento es reducir el dolor y la inflamación para, a continuación, fortalecer la musculatura con ejercicios que eviten la recaída.

Una de las primera medidas es aplicar frío 10-15 minutos 2 o 3 veces al día hasta que desaparezca el dolor. También se puede aplicar una pomada antiinflamatoria cada 8 horas y, si fuera necesario, antiinflamatorios por vía oral. Es importante consultarlo con su médico, sobre todo si se están tomando otras medicaciones.

Y si se tiene sobrepeso, es fundamental empezar una dieta para perder peso y no sobrecargar la articulación.

El descanso completo no es válido, pues empeorará la forma física. Por el contrario, aparte de modificar las actividades que causan dolor, interesa fortalecer la musculatura que rodea la cadera. Estos tres ejercicios son muy sencillos y efectivos:

1. El puente

  • Tumbada, contrae los glúteos, presiona los talones contra el colchón (tobillos y dedos de los pies permanecen relajados) y levanta la pelvis. No es necesario llevarla muy alto; la zona lumbar no debe molestar.
  • Intenta colocar tus pies más cerca de tus nalgas y mantén 3-4 segundos arriba y 3-4 segundos abajo.
  • Hazlo 3 veces y repite la serie 10-12 veces.

2. Sentadilla con dos piernas

  • Dobla caderas y rodillas, trasladando las primeras hacia atrás y el cuerpo hacia delante, como cuando uno se sienta. Las rodillas deben "mirar" siempre hacia delante y no hay que arquear la espalda.
  • Baja lentamente durante 3 segundos y enderézate en otros 3, concentrándote en empujar los talones y sentir la tensión en los glúteos.
  • Hazlo 3 veces y repite la serie 10-12 veces.

3. Abductores

  • Tumbada de lado, coloca una almohada entre las rodillas. La zona que quieres fortalecer tiene que quedar arriba.
  • Mantén la espalda y la pierna trectas. Levanta lentamente la pierna hacia el techo y bájala igual, controlando el movimiento.
  • Hazlo 3 veces y repite la serie 10-12 veces.

Si los síntomas persisten durante más de dos meses después de seguir estos consejos, consulte con su médico para valorar otras terapias como rehabilitación, infiltraciones de corticoides…