¿Vamos más al baño cuando hace frío?

¿Es cierto que cuando las temperaturas son más bajas orinamos más? ¿Por qué?

Actualizado a
Dr. Miquel Blasco
Dr. Miquel Blasco

Nefrólogo del Hospital Clínic de Barcelona y miembro de la S.E.N.

El control de los líquidos corporales depende de diferentes órganos y sistemas, y el riñón es fundamental en esta regulación.

Cuando nos exponemos a temperaturas bajas podemos generar mayor cantidad de orina por varias razones.

Por una parte, perdemos menos líquidos a través de la piel, es decir, sudamos mucho menos que cuando hace calor. Por tanto, el riñón tiene que eliminar el excedente de líquidos de nuestro organismo.

Por otra parte, cuando hace frío los vasos sanguíneos se “encogen” (vasoconstricción) en las zonas periféricas del cuerpo, por eso tenemos frío en manos y pies.

Este mecanismo tiene el objetivo de asegurar que órganos fundamentales como el corazón y el cerebro reciban la sangre que precisan. El resultado final es la circulación de la misma cantidad de sangre en un espacio menor.

En estas circunstancias, y para evitar un aumento de presión excesivo secundario, el riñón puede generar una mayor cantidad de orina.