Por Soledad López, periodista especializada en salud

precauciones ninos enfermedades cronicas covid

La vuelta al cole de forma presencial es inminente y responde al "derecho que tienen los niños y adolescentes al aprendizaje y a la socialización como necesidad básica para su desarrollo".

  • Así se contempla en la Convención de los Derechos del Niño y así nos lo recuerda al Asociación Española de Pediatría.

Sin embargo, son muchas las dudas que suscita el regreso a las aulas y una de ellas es qué ocurre con los niños con enfermedades crónicas.

Estos niños tienen el mismo derecho a la educación presencial que el resto pero, tal y como alerta Dr. Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la Asociación Española de Pediatría (AEP), "son un grupo que requiere especial atención y sensibilidad".

Enfermedades crónicas y Covid

"En los adultos hay enfermedades crónicas que suponen un factor de riesgo para un peor pronóstico en las infecciones por coronavirus. Y en los niños ocurre lo mismo", alerta el Dr. Bassat. Por eso eso es importante tomar precauciones.

La AEP ha elaborado un documento de "Recomendaciones para la reincorporación de niños crónicos a la escuela" aunque, tal y como advierte del Dr. Bassat, es importante que "cada niño sea evaluado por su pediatra y siga las pautas específicas en cada caso".

En la elaboración del documento han colaborado 14 sociedades científicas de la distintas especialidades pediátricas de la AEP que representan a todos los pacientes en edad pediátrica con enfermedades crónicas. A continuación repasamos las más comunes.

problemas del corazón

La AEP asegura que los niños con cardiopatías congénitas pueden acudir al colegio igual que el resto, obviamente conociendo y respetando las recomendaciones de Sanidad y de cada centro educativo para evitar el contagio.

Sin embargo, alertan que hay situaciones que pueden considerarse potencialmente de riesgo para sufrir una descompensación cardíaca si hay un infección respiratoria grave como la que puede provocar el SARS-CoV-2.

Por tanto, no deberán reincorporarse a la escuela sin ser valorados antes por su cardiólogo pediátrico aquellos niños con:

  • Hipertensión pulmonar.
  • Cardiopatías cianóticas con saturación de oxígeno inferior al 90%.
  • Pacientes recién intervenidos o pendientes de intervención quirúrgica o cateterismo cardiaco (2-4 semanas previas y posteriores a la intervención).

Es muy importante que los niños con cardiopatías congénitas se vacunen de la gripe

  • Enfermedad de Kawasaki con aneurismas gigantes o estenosis coronaria.
  • Arritmias mal controladas que requieren tratamiento con varios fármacos.
  • Insuficiencia cardiaca con tratamiento médico.

La AEP recuerda la importancia de cumplir con el calendario vacunal en todos los niños, así como la vacunación antigripal en niños de más de seis mes con cardiopatías congénitas.

diabetes

Desde la AEP alertan que lo más importante para reducir el riesgo de Covid o de cualquier otra patología en niños que sufren enfermedades endocrinológicas como la diabetes tipo 1 es seguir la medicación indicada por su médico (insulinoterapia, hidrocortisona, levotiroxina, antitiroideos etc.).

  • Niños con diabetes tipo 1. Si el paciente lleva un correcto control de la enfermedad, no tiene ningún riesgo añadido en comparación con otros niños. Solo en caso de mal estado general, por ejemplo hiperglucemia mantenida con cetonemia, hay que acudir a urgencias.
  • Insuficiencia adrenal. Los niños que sufren este trastorno deben seguir las recomendaciones de su endocrinólogo ante una situación de estrés. Esto implica duplicar o triplicar la dosis de hidrocortisona según sea necesario.

Celiaquía

En la mayoría de las patologías digestivas pediátricas no existe un riesgo aumentado de infección por SARS-CoV-2 respecto a otras infecciones siempre y cuando, obviamente, se cumpla estrictamente con la higiene de manos, el uso de la mascarilla y la distancia de seguridad.

  • Enfermedad celíaca. Los niños celíacos que siguen una dieta sin gluten no son pacientes inmunodeprimidos, son personas sanas que comen diferente. Tampoco existe evidencia científicamente de que los niños celíacos con Covid sufran la enfermedad de forma más grave. Por tanto, no hay que tomar ninguna medida adicional, al margen de seguir una alimentación adecuada.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal. Este trastorno tampoco representa un factor de riesgo que empeore la Covid. Los niños afectados pueden incorporarse con normalidad a la escuela siguiendo las normas de higiene.

Asma

El asma afecta a casi uno de cada diez niños en edad escolar, lo que la sitúa como una de las enfermedades crónicas más frecuentes de la infancia.

Puesto que los virus respiratorios son los desencadenantes de las crisis asmáticas en niños, sería lógico pensar que el SARS-CoV-2 también puede empeorar el asma.

  • Sin embargo, desde la AEP aseguran que no parece que este virus afecte de manera significativa a los niños asmáticos, por lo que no son considerados como grupo de riesgo.

Es más, existe la sospecha de que los asmáticos podrían estar más protegidos porque los inhaladores con corticosteroides que utilizan podrían dificultar la entrada del virus.

A pesar de ello, es normal la preocupación de los padres de niños asmáticos ante la vuelta al cole, tanto por la Covid como porque el inicio de curso ya es una época en la que aumentan las crisis de asma. Para aliviar esa inquietud, la AEP aconseja:

  • Cumplir con el tratamiento de mantenimiento indicado por su pediatra alergólogo y administrarlo de forma correcta, utilizando inhalador con cámara espaciadora para asegurar la entrada del medicamento a los bronquios.
  • Consultar con el pediatra o alergólogo si los síntomas de asma no mejoran o son atípicos por si pudiera tratarse de Covid.
  • Evitar los factores desencadenantes como las alergias.
  • También se recomienda vacunarse de la gripe a todo los pacientes asmáticos.

En el caso de que el asma esté mal controlada, será el pediatra alergólogo quien debe valorar la asistencia al curso escolar.

Por otra parte, los niños que padecen enfermedades respiratorias graves (con función pulmonar reducida, que precisen oxígeno o un respirador) solo deberían reincorporarse a la escuela cuando el riesgo de Covid o de otros virus fuera muy bajo, como ocurre fuera de las epidemias.

Tags relacionados