Por

Eva Mimbrero

periodista especializada en salud

¿Te cuesta deshacerte de las cosas? Ordena tu casa en cuatro pasos
iStock by Getty Images

Con el paso de una estación a otra toca hacer cambio de armario. ¿Eres de los que simplemente guardan la ropa de invierno y la reemplazan por la de primavera-verano, o al revés, sin ni siquiera revisarla para ver si hay algo que tal vez sería mejor tirar? ¿En general, te cuesta deshacerte de las cosas?

  • Si has respondido afirmativamente a estas preguntas, tal vez piensas que tampoco pasa nada por no desechar lo que no necesitas. Pero cuando se acumulan más cosas de la cuenta no solo pierdes espacio en casa. El desorden también pueden afectar a tu salud anímica y mental.

Lo que ganas poniendo orden

"El desorden afecta a tu salud, a tu felicidad y tu cuenta corriente", explica la organizadora personal Leticia Pérez Serrano en su libro "Ordena tu casa, tu mente y tu vida" (Alienta Editorial).

Para la autora, responsable también del proyecto "Ordeno tu casa", en el que ofrece algunas de las claves de su método de organización, "cuando eres consciente de que necesitas orden en tu casa y pasas a la acción, tu vida realmente cambia".

  • "El proceso comienza por deshacernos de lo que no necesitamos o no queremos. De esta forma, nuestras cosas pasan a ser solo las que podemos controlar, utilizar y organizar", sostiene.

Recuperar esta sensación de control no es la única ventaja de una una casa ordenada. Si te pones a ello también ganarás...

  • Autoestima: Te sentirás más orgulloso de tu hogar y, cuando la situación sanitaria lo permita, podrás invitar a gente a casa sin necesidad de invertir horas en dejarla "presentable" antes de que lleguen tus familiares o amigos.
  • Tiempo: Aunque para ordenar las estancias necesitarás invertir tiempo, una vez esté todo en orden verás que acabas ganando en tiempo libre. "En definitiva, estarás más tranquilo y con menos estrés", apunta la autora.
  • Seguridad: Que cada cosa esté en su sitio reduce el riesgo de sufrir accidentes domésticos. "Tu hogar será tu refugio, el sitio donde relajarte y desconectar de la vida exterior", opina Leticia Pérez.

Paso 1: cómo elegir lo que debes tirar

"No podemos organizar sin antes ordenar, y no podemos ordenar sin antes desechar todo lo que no sirve y nos quita espacio", afirma la autora del manual.

¿Pero, cómo diferenciar entre lo que debemos conservar y lo que es mejor tirar? La organizadora profesional recomienda responder a lo siguiente:

5 PREGUNTAS PARA DECIDIR QUÉ TIRAR

  1. ¿Tienes espacio para guardarlo?
  2. ¿Por qué lo guardas exactamente?
  3. ¿Cuánto tiempo hace que no lo utilizas?
  4. ¿Lo usarás el año que viene?
  5. ¿Te gusta, te hace sentir bien?

Contestar con sinceridad a estas preguntas, sin duda, te ayudará a aclarar algunas de tus dudas sobre qué hacer con ciertas prendas u objetos.

Paso 2: Ponte manos a la obra

"Lo primero que debes hacer es sacar de cada armario, cada cajón o cada estantería todo lo que haya, mientras te haces las anteriores preguntas", aconseja la experta.

  • Debes clasificarlo que decidas tirar en tres cajas o bolsas: la de deshacer, la de donar y la de vender.
  • "Asegúrate de que lo que te vayas a quedar realmente lo necesitas, te gusta y te resulta práctico, y ve dejándolo en un montoncito a un lado", añade.

Márcate una fecha tope para lo que quieras vender. Si no lo has conseguido, deshazte de ello

  • ¿Y qué pasa con las cosas que tienen valor sentimental? Leticia Pérez recomienda usar una caja de recuerdos por habitante de la casa. "Ni se te ocurra tener más de una por persona", remarca la organizadora.

    "Por ejemplo: quieres meter una blusa que te hace mucha ilusión guardar porque te la regaló tu abuela, pero sabes que jamás te la pondrás. Sin embargo, cuando vas a guardarla te das cuenta de que ya no te cabe en la caja. Lo que puedes hacer, entonces, es recortar un trozo de tela y guardarla en representación de la blusa entera. Es un recuerdo", insiste.

Paso 3: Clasifica lo que te quedas

Tras descartar las cosas que no quieres, llega el momento de poner orden en todo lo que te quedas.

  • Sigue la premisa de lo igual con lo igual. "No tiene sentido que guardes la ropa deportiva en varias zonas de la casa. Por ejemplo, algunas camisetas en tu cajón del armario, otras camisetas y pantalones en el armario de la entrada, y los calcetines deportivos en un cajón del baño", subraya.

Como habrás tirado bastantes cosas, agrupar las que son iguales en un mismo espacio será más sencillo

  • Así, "cuando estés ordenando el armario, junta todas las camisetas, los pantalones y las blusas. Si, en cambio, estás ordenando el baño, crea secciones por productos: faciales, corporales, de afeitado...Y así con cada objeto, prenda, alimento o producto que tengas en casa", explica en su manual.

Paso 4: Piensa dónde y cómo vas a guardarlo

Para Leticia Pérez, la clave del orden es asignar un lugar a cada cosa. "De esta forma, sabrás que ese siempre será su lugar, que estará ahí cuando lo necesites y que, cuando termines de utilizarlo, lo devolverás de nuevo a su sitio", aclara.

  • "Posiblemente, necesites organizadores, cestas u otros productos de este tipo para lograr mantener este orden. De eso te darás cuenta mientras vas ordenando, y el espacio del que dispongas será una gran ayuda para decidir cuántas cosas puedes mantener y de qué forma almacenarlas", aconseja.
  • "Si en tu cajón caben diez camisetas, ya sabes que no podrás tener once o comenzará de nuevo la acumulación y el desorden", pone como ejemplo.

En definitiva, gracias a estos consejos te será mucho más fácil desechar lo que no necesitas, ordenar lo que sí y organizar tu casa de forma práctica.