La diabetes que aparece por la covid podría ser pasajera

Los casos de diabetes provocados por la covid serían transitorios. La inflamación que provoca el virus impediría que las células fueran capaces de absorber el azúcar y se acumularía en la sangre, provocando una diabetes que se esfumaría al pasar la infección.

Actualizado a
Dra. Sara Cromer
Dra. Sara Cromer

Especialista en endocrinología

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

La diabetes a causa de la covid podría ser pasajera
iStock by Getty Images

Hasta ahora se pensaba que diabetes y covid tenían una relación bidireccional. La diabetes agravaba la infección por covid. Y la covid podía favorecer la aparición de la diabetes.

Una relación recíproca que, por fortuna, parece que es solo a medias. Un estudio del Hospital General de Massachussets sugiere que la diabetes de nueva aparición provocada por la covid es algo pasajero. Y en los casos que la diabetes perdura, lo más probable es que ya existiera pero no se hubiera diagnosticado hasta que el paciente acude a urgencias por covid.

Diabetes y covid

Desde el inicio de la pandemia se han detectado muchos casos de diabetes mellitus de nueva aparición en pacientes con covid en todo el mundo.

De hecho, para contabilizar los casos un grupo internacional de investigadores expertos en diabetes crearon el Registro CoviDiab, cuyos detalles se publicaron en la revista ‘The New England Journal of Medicine’.

  • La razón por la cual la covid podría desencadenar diabetes era imaginable. El virus SARS-CoV-2 entra en las células uniéndose a los receptores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE2) que se encuentran en la superficie celular. Pero los ACE2 no están solo en las células de los pulmones.
  • También están en órganos y tejidos como el páncreas, el intestino delgado, el tejido adiposo, el hígado o el riñón que participan en la regulación de la glucosa. De ahí que, teóricamente, la covid pudiera provocar diabetes.

Pero aunque esta era la hipótesis más creíble, no estaba claro si se trataba de una diabetes verdaderamente nueva o de casos no diagnosticados previamente. Tampoco quedaba claro cuál era la causa real de los niveles altos de glucosa en sangre y si esos niveles pueden mejorar tras la infección por covid.

El estudio liderado por Sara Cromer, del Departamento de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo de Hospital General de Massachussets, sugiere que muchos pacientes con covid recién diagnosticados con diabetes sencillamente podrían tener una forma temporal de la enfermedad relacionada con el estrés agudo de la infección viral, con lo que volverían a los niveles normales de azúcar en la sangre poco después del alta.

Una diabetes pasajera

La infección por SARS-CoV-2 provoca una tormenta de citoquinas en el organismo que desencadena una inflamación desmesurada, lo que puede acabar provocando un gran daño en el organismo e incluso la muerte si no se controla.

"Creemos que el estrés inflamatorio causado por la covid-19 puede ser uno de los principales causantes de la diabetes de 'nuevo inicio' o recién diagnosticada", asegura Sara Cromer.

Pero esto no quiere decir que cause diabetes, una enfermedad crónica. Los niveles de glucosa volverían a la normalidad una vez pasada la infección.

Y aquellos casos en los que los niveles altos de glucosa no remiten una vez superada la covid, seguramente ya había diabetes tipo 2 previamente pero no estaba diagnosticada.

"En lugar de causar diabetes directamente, la covid puede empujar a los pacientes con diabetes preexistente pero no diagnosticada a ver a un médico por primera vez, donde se puede diagnosticar clínicamente su trastorno de azúcar en la sangre. Nuestro estudio mostró que estas personas tenían marcadores inflamatorios más altos y requirieron más ingreso en la UCI que los pacientes con covid y diabetes preexistente", señala la autora del estudio.

  • No olvidemos que lo que agrava la covid no es sufrir diabetes sino tenerla mal controlada. Si la enfermedad está bajo control con medicación y estilo de vida adecuados, el riesgo de complicaciones por covid se reduce.

Según un estudio publicado en The Lancet, el 30% de los fallecidos por covid eran diabéticos, pero la mayoría eran enfermos de diabetes tipo 2 con un mal control de la enfermedad (en la diabetes tipo 1 el enfermo suele llevar un mejor control de la enfermedad porque la sufre prácticamente desde la infancia).

Detalles del estudio

Para demostrar que la diabetes provocada por la covid es pasajera o ya existía antes de la infección, los investigadores analizaron los casos de 594 personas que presentaban signos de diabetes mellitus cuando ingresaron en urgencias por covid en el punto álgido de la pandemia en la primavera de 2020.

De ellos, 78 no estaban diagnosticados de diabetes. Los investigadores descubrieron que muchos de estos pacientes recién diagnosticados, en comparación con aquellos con diabetes preexistente, tenían niveles de azúcar en la sangre menos graves pero una covid más grave.

  • Se les siguió tras recibir el alta y aproximadamente la mitad volvieron a los niveles normales de azúcar en la sangre y solo el 8% requirió insulina después de un año.

Esto sugiere, insiste Sara Cromer, que "la diabetes recién diagnosticada puede ser una condición transitoria relacionada con el estrés agudo de la infección por covid".

Lo que ocurriría en realidad es que, debido al virus, las células no responderían a la insulina y serían incapaces de absorber el azúcar, lo que provocaría que se acumulase en la sangre más de lo normal.

Recordemos que en la diabetes tipo 2 lo que ocurre es que se dañan las células betapancreáticas, las células del páncreas que fabrican insulina. Son cosas distintas.