Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

La diabetes tipo 2 influye de forma más negativa en la Covid que la 1
iStock by Getty Images

La lista de comorbilidades, enfermedades que favorecen una peor progresión de la covid, es larga: hipertensión, obesidad...

A esa lista hay que añadir, o probablemente poner en los primeros lugares, la diabetes, y en concreto la diabetes tipo 2.

Tanto es así que expertos como el virólogo y profesor de investigación del CSIC, Luis Enjuanes, han reconocido su sorpresa por el particular efecto que la infección por SARS-CoV-2 causa en las personas con diabetes.

La diabetes ha pasado de ser un "desconocido" factor de comorbilidad para los coronavirus humanos a erigirse en un factor clave de virulencia.

Se ha restado importancia a la diabetes

El experto del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), que se ha convertido en un portavoz científico clave en nuestro país durante esta pandemia, ha admitido su asombro ante el vínculo entre diabetes y covid:

  • "Hasta donde yo tenía información, la diabetes no se consideraba un factor de comorbilidad para los coronavirus que infectan a las personas".
  • "Ahora, por los resultados estadísticos, se confirma que sí es un factor de virulencia y, es más, se sabe que la diabetes de tipo 2 parece influir más negativamente que la diabetes insulino-dependiente", ha afirmado Luis Enjuanes en el marco del XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes.

Se ha restado importancia al efecto de la diabetes en la Covid, y este ha sido uno de los errores cometidos en esta pandemia.

"Ha fallado la comunicación entre diferentes especialistas y, como consecuencia de ello, al menos la hiperglucemia (en diabetes y no diabetes) no se identificó al principio como un problema en el tratamiento de la Covid-19", ha asegurado el Dr. Antonio Ceriello, experto de reconocido prestigio mundial y jefe del departamento de diabetes del Instituto Científico de Investigación, Hospitalización y Atención Sanitaria (IRCCS) Multimédica en Milán.

Por qué la diabetes agrava la Covid

Que la diabetes predispone a las infecciones en general es algo sabido. Unos niveles altos de glucosa en sangre alteran algunas de las funciones del sistema inmunitario reduciendo su capacidad para combatir cualquier infección.

Pero es que además, en el caso concreto del SARS-CoV-2, también se han descrito mecanismos que explicarían por qué un diabético tiene más riesgo de Covid grave.

  • El virus tiene más facilidad para unirse al receptor ACE2 (enzima convertidora de la angiotensina). Este receptor, entre otras funciones, abre la "puerta de entrada" a las células.

En un diabético el virus tiene más facilidad para infectar las células y replicarse.

  • La respuesta de las células T (células del sistema inmunitario que luchan contra el virus) también se ve reducida. La capacidad de eliminación del virus es menor.
  • La diabetes también favorece la hiperinflamación, es decir, la famosa tormenta de citoquinasque empeora la progresión de la Covid.

Y no es solo que la diabetes empeore el pronóstico de la Covid. La Covid también puede favorecer el desarrollo de la diabetes:

  • Estudios recientes han demostrado que en los enfermos de Covid puede haber una inflamación de las células β pancreáticas, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes.

De hecho, en el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes el Dr. Enjuanes ha recordado que "el nuevo SARS-CoV causa ahora más de 50 patologías graves".

Peores consecuencias en la diabetes tipo 2

Ahora ya es una certeza que la diabetes es una factor clave de virulencia de la Covid.

Sin embargo, el impacto no ha sido el mismo para todas las personas con diabetes, siendo mucho mayor en la población con diabetes tipo 2 que en la que sufre diabetes tipo 1 o insulino-dependiente.

Pero, ¿por qué ha causado más estragos entre las personas con diabetes tipo 2? El Dr. Antonio Pérez Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes, lo explica:

  • "El problema no es la enfermedad en sí, sino la diferencia en aspectos tan relevantes como la disponibilidad de recursos de monitorización del control metabólico, la competencia de las personas con diabetes tipo 1 para realizar autoajustes del tratamiento y la utilización habitual de herramientas que facilitan la consulta remota".

En definitiva, los enfermos de diabetes tipo 1 llevan un mejor control de su enfermedad, también saben controlarla mejor y tienen recursos a su alcance para ello.

La diabetes tipo 2 suele aparecer en la edad adulta, pero la 1 se manifiesta en edades tempranas. Un enfermo de diabetes tipo 1 convive con la patología prácticamente toda la vida.