1. Prepara tus piernas y aleja las molestias

1 / 6 Prepara tus piernas y aleja las molestias

Estas vacaciones no permitas que los cambios de temperaturas provoquen que sientas las piernas más fatigadas de lo normal y eso limite tus planes.

  • Cuando llega el buen tiempo y la temperatura comienza a subir puede que notes las piernas más hinchadas.
  • En esta serie de ejercicios sencillos te proponemos opciones que te ayudarán a evitar que las molestias vayan a más.
2. Si las pones en alto relajarás tus pies

2 / 6 Si las pones en alto relajarás tus pies

Es importante no descuidar la movilidad de dedos, plantas y tobillos que soportan el peso del cuerpo.

  • “Suelta” los pies: tumbada boca arriba sobre una colchoneta, eleva la punta hacia el techo y haz flexiones de tobillo.
  • Alterna las dos piernas. Luego haz movimientos de flexión y extensión con las puntas delosdospiesalavez.
  • Haz 8 repeticiones.
3. El truco

3 / 6 El truco

Descálzate y podrás realizar el ejercicio más cómoda. Repite esta postura varias veces al día y aliviarás la sensación de pies fatigados.

4. Camina por el aire y alivia tus piernas

4 / 6 Camina por el aire y alivia tus piernas

Con este ejercicio activarás la circulación de tus extremidades inferiores:

  • Gana ligereza: eleva las piernas y coloca las manos por debajo de tus caderas para que quede bien apo- yada toda la zona lumbar y no se ar- quee la espalda.
  • A continuación, flexiona y estira las piernas de forma alterna, tensando las plantas de los pies como si estuvieses caminando por el aire. Intenta mantener este movimiento durante 2 minutos.
5. La planta más fuerte y elástica

5 / 6 La planta más fuerte y elástica

Fortalece la almohadilla plantar y da movilidad a tus pies y tobillos:

  • Sentada en el suelo, apoya un talón sobre el otro pie, pasa una goma por la punta y sujétala por los extremos (como en la imagen).
  • Luego tensa la cuerda tirando con la punta del pie hacia delante.
  • Haz 2 series de 8 repeticiones por cada pie.
  • Un truco adicional: Si no tienes una goma de entrenamiento, puedes utilizar unas medias gruesas.
6. Un masaje activador básico

6 / 6 Un masaje activador básico

Hazte con un rodillo de gomaespuma o con una pelota pequeña.

  • De pie o sentada en una silla apoya la planta del pie sobre la rodilla y deslízala poco a poco desde la punta de los dedos hasta el talón, estirando bien la pierna.
  • Haz 8 movimientos completos con cada pie.

Actualizado el

1

Las piernas cansadas afectan a un 20% de la población adulta y son cinco veces más frecuentes en mujeres.

Relacionado con este artículo

Especialmente si en veranos anteriores ya habías notado que el calor agudizaba tus problemas de circulación, prepárate para que este año.

Un alivio fresco tras los ejercicios

Prémiate con un masaje en los gemelos con una crema o un gel con efecto frío:

  • Aplica el producto de abajo hacia arriba (de tobillos a rodilla) para activar la circulación.

Relacionado con este artículo

  • Movilizarás los gemelos, que al activar el retorno venoso mejoran la circulación y ayudan a aliviar tus piernas.

Baños de agua fría, un plus

  • Tobillos en remojo. Caminar a la orilla del mar o dentro de la piscina te ayuda a tener las piernas fuertes y tonificadas y contribuye a mejorar tu circulación sanguínea.
  • Combinación saludable. Hacer ejercicio (andar) y el contacto con el agua fresca constituye la mejor fórmula para la salud de tus piernas.
  • Baño de pies helado. Sumerge los pies en un barreño con agua fría y cubitos de hielo para destensarlos.