Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Los espacios verdes, por pequeños que sean, son beneficiosos para la salud
iStock by Getty Images

Está más que demostrado que las zonas verdes influyen de forma positiva en el medio ambiente y en nuestra salud. Pero no solo cuentan los grandes parques.

Un estudio publicado en Science Advances ha demostrado que hasta la humilde zona verde que se encuentra en el borde de la carretera juega un papel importante.

Y teniendo en cuenta que el 68% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050, el estudio sugiere que los espacios verdes urbanos son de vital importancia para promover el bienestar físico y mental.

El impacto de las zonas verdes

"Los parques no son los desiertos ecológicos homogeneizados que creemos que son, son ecosistemas vivos que hacen cosas asombrosas", señala uno de los autores del estudio, el profesor David Eldridge de la Universidad de Nueva Gales.

Además de ser espacios para la participación social o para hacer deporte, desempeñan un papel muy importante en tres aspectos que inciden tanto en el medio ambiente como en la salud:

  • Reducen la contaminación.
  • Reducen el ruido.
  • Reducen la temperatura del aire.

Microbios beneficiosos

Para demostrar los aspectos positivos de las zona verdes, por pequeñas que sean, los investigadores tomaron muestras de suelo de diferentes tipos de espacios verdes urbanos de 56 ciudades de 17 países en los 6 continentes.

Los espacios verdes urbanos estudiados incluyeron el Parque Olímpico en Beijing, el campus de la Universidad de Queensland en Brisbane, el Retiro de Madrid y el parque que rodea el Castillo de Uppsala en Suecia.

Los investigadores comprobaron que parques y jardines albergan microbios importantes que cumplen funciones muy saludables:

  • Filtran contaminates y secuestran dióxido de carbono, con todo lo que ello supone porque la contaminación es un factor que perjudica gravemente la salud.
  • La exposición a estos microbios estimula el correcto funcionamiento del sistema inmuniario y reduce las alergias.

Incluso los bordes de las carreteras cuentan

Los investigadores comprobaron que incluso los bordes las carreteras juegan un papel importante.

"Solemos pensar que son zonas estériles, pero encontramos una gran variedad de microbios diferentes en algunos bordes de las carreteras; no son tierras baldías estériles en absoluto", asegura el profesor Eldridge.

"Algunas ciudades europeas como Berna en Suiza tienen una política para proteger la vegetación natural a lo largo de los senderos y bordes de las carreteras", prosigue.

Y es que estos caminos luego se convierten en mini espacios verdes, uniendo espacios verdes más grandes.

"Necesitamos muchos microbios diferentes, y para conseguir esto, necesitamos una variedad de paisajes como franjas medianas, parques y reservas naturales", concluye.

Zonas verdes, sinónimo de salud

Como decíamos, las zonas verdes juegan un papel clave en la reducción de la contaminación, del ruido y de la temperatura del aire. Y eso repercute en gran medida en nuestra salud.

Absorben la contaminación

La contaminación es un probema de salud de primer orden. Un estudio publicado en The Lancet Planetary Health revela que se podrían evitar en Europa hasta 125.000 muertes prematuras cada año si se redujeran las concentraciones de PM2,5 y 79.000 por la reducción en NO2.

  • Las partículas finas (PM2,5) son el resultado de la combustión que provocan los vehículos motorizados, las fábricas, las calefacciones o la quema de carbón y madera.
  • El dióxido de nitrógeno (NO2) es un gas tóxico producto del tránsito rodado.

Los espacios verdes tiene un papel clave en el filtrado de contaminantes.

Reducen el ruido

La contaminación acústica también nos quita salud. Además de afectar a la audición:

  • Incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, infarto o hipertensión).
  • Influye en las fases del sueño y puede provocar insomnio. Los estudios revelan que uno de cada cuatro españoles no duerme bien por culpa del insomnio.
  • La exposición al ruido también se relaciona con el bajo peso al nacer o con enfermedades como la diabetes.

Reducen la temperatura del aire

Un estudio internacional, en el que ha participado el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC), revela que el calentamiento global provoca 1 de cada 3 muertes relacionadas con el calor en España.

El calentamiento global es el aumento de la temperatura del planeta provocada por la emisión de gases de efecto invernadero. Un impacto que puede reducirse con más zonas verdes.