Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Exponerse menos a la luz azul antes de dormir aleja la obesidad
iStock by Getty Images

El tipo de luz al que nos exponemos antes de dormir no solo afecta al sueño. También incide en nuestro metabolismo energético y, por lo tanto, en que ganemos peso con mayor facilidad o, por el contrario, quememos más grasas y alejemos la obesidad.

Investigadores de la Universidad de Tsukuba en Japón han comparado el efecto que tiene en el sueño de una persona exponerse a diodos emisores de luz (LED) o a diodos emisores de luz orgánicos (OLED) antes de dormir.

Y han visto que es mucho más saludable para nuestro peso la luz OLED, que en definitiva es una luz mucho más tenue y con menos proporción de luz azul.

Luces LED y luces OLED

Las luces LED han ido invadiendo poco a poco nuestros hogares. Sus ventajas son muchas: consumen poca energía, duran mucho y el encendido es instantáneo.

El único problema que tienen es que emiten una gran cantidad de luz azul. Y está ampliamente demostrado que la luz azul reduce la liberación de melatonina, la hormona del sueño, por ello se relaciona con el insomnio.

De ahí que aparezcan alternativas como la luz OLED, una luz blanca policromática con menor proporción de luz azul que cada vez se usa más en pantallas y dispositivos.

Los LED se han relacionado con muchos efectos negativos para la salud. Sin embargo, sus efectos sobre el metabolismo energético durante el sueño no habían sido estudiados. A tenor del estudio japonés, parece ser que lo ralentiza.

La luz LED reduce la oxidación de grasas

Para llegar a la conclusión de que la exposición a la luz LED "engorda", los investigadores expusieron a los participantes del estudio a luz LED y OLED o luz tenue cuatro horas de dormir.

Luego, midieron los siguientes parámetros en los participantes:

  • El gasto de energía.
  • La temperatura corporal central.
  • La oxidación de grasas.
  • Los niveles de una molécula (la 6-sulfatoximelatonina) que es un indicador de los niveles de melatonina durante el sueño.

Tras analizar los resultados, los investigadores comprobaron que el grupo que se había expuesto a luz LED había reducido el gasto energético, la temperatura corporal, la oxidación de las grasas y los niveles de melatonina. Y todo ello favorece el aumento de peso.

En el polo opuesto, los que se habían expuesto a luz tenue (OLED) tenían un metabolismo energético más alto o activo y mayores niveles de melatonina. Eso quiere decir que la melatonina afecta a la quema de grasas y que, obviamente, esta hormona varía según la luz a la que nos exponemos.

Mejor luz cálida antes de dormir

Los resultados de este estudio son un argumento de peso más para reducir la exposición a fuentes de luz intensas antes de dormir, incluidos móviles y tabletas si no disponen de filtros de luz azul.

Las luces LED azules reducen a la mitad la liberación de melatonina en comparación con las antiguas bombillas incandescentes.

Por poner un ejemplo, leer un libro a última hora del día en una tablet retrasa hasta 3 horas la liberación de melatonina en comparación con leerlo en papel.

En casa, el consejo es instalar bombillas LED cálidas de no más de 2.500º Kelvin.

OLED... ¿La luz del futuro?

Las luces LED desbancaron a las antiguas bombillas incadescentes y puede que en un futuro no muy lejano sean desbancadas por las luces OLED.

El OLED es habitual en televisores y otra pantallas, y puede que acabe iluminando nuestra casas.

Los paneles OLED están formados por materiales orgánicos capaz de emitir luz por ellos mismos.

Se están haciendo muebles con pantallas de luces OLED integradas, electrodomésticos con paneles OLED... Y puede que dentro de poco sea habitual ver paneles OLED como fuente principal de iluminación en los hogares.

  • ¿Sus ventajas? Aparte de que son paneles delgadísimos (puede tener el grosor de un papel) y flexibles, la gama de colores que ofrece es muy natural. Se parece a la luz producida por el sol y sin la denominada luz azul que puede alterar el sueño y nuestro metabolismo.

Pero de momento no es una tecnología barata. Así pues, hasta que sea algo normal lo mejor es optar por luces más cálidas y tenues en nuestra casas a última hora del día.