Dr. Francisco Marin
Dr. Francisco Marín

Médico de Atención Primaria

A qué pueden deberse las llagas en la boca
Stocksy

Las llagas pueden ser el resultado de morder por accidente el interior de la mejilla o del labio. O por el roce continuo de una pieza dental fracturada que erosiona una zona constantemente húmeda.


Las causas son variadas y a menudo desconocidas por quien las sufre, sin embargo, una de las causas menos conocidas es una carencia de vitamina B12.

señal de anemia por falta de B12

La vitamina B12 es un nutriente fundamental para la formación de glóbulos rojos y para la regeneración y el mantenimiento neuronal.

Una carencia de esta vitamina, por su no presencia en la dieta o por dificultades para absorberla, desembocaría en una anemia, igual que la que se produce por tener niveles bajos de hierro. Y uno de los síntomas que avisaría es una clara tendencia a sufrir estas aftas.

  • ¿Cómo son las lesiones? Suelen tener forma redondeada u ovalada; son de color blanco, amarillo o gris sobre una zona inflamada con un borde rojo intenso. Puede aparecer una sola o varias y en cualquier parte del interior de la boca. Es muy común que curen en un área y poco después aparezcan en otra.
  • También notarías mucho cansancio, mareos y piel pálida o amarillenta.

En general, si no desaparecen en dos semanas, consulta a tu médico

La vitamina B12 está presente en los alimentos de origen animal, por eso convendría que tomaras más sardinas, caballa, huevos, carne o queso feta.

En cuanto le vuelves a dar la vitamina necesaria al cuerpo, los beneficios se ven con rapidez. Las personas veganas deberían tomar un suplemento de esta vitamina para evitar la aparición de complicaciones.

Llagas asociadas al coronavirus

Es cierto que en algunas personas con COVID-19 aparecen llagas en la boca, aunque no se sabe si se deben directamente al coronavirus o es otra infección oportunista que aprovecha el desequilibrio que está sufriendo todo el organismo.

  • ¿Cómo son las llagas? Unas vesículas rojas (serán blanquecinas si llegan a zonas más profundas) muy pequeñas en el interior de la boca y, alguna vez, también por el cuerpo como si fuera un sarampión.
  • Probablemente tendrías asociados otros síntomas como fiebre, tos seca, dificultad para respirar,dolor de cabeza persistente y pérdida de olfato.

Llagas recurrentes

Si desaparecen en dos semanas y tienen un tamaño inferior a 5 milímetros de diámetro (que es lo más común), suele tratarse de una estomatitis aftosa recurrente (EAR o RAS por sus siglas en inglés): el centro de la herida es de un tono grisáceo.

Aunque duelen y molestan, son benignas, pero –como ya indica su nombre– suelen reaparecer, son recurrentes. Por otro lado, debes tener en cuenta que en el 8 % de los casos son hereditarias.

Si aparecen al tomar ciertos medicamentos (como los de la artritis), puede ser un efecto secundario

Si han pasado 21 días y siguen ahí, entonces sí debes consultarlo con el médico.

  • Esa herida, esa llaga, puede estar indicando que existe una situación más seria que aún no ha dado la cara pero que convendría tratar cuanto antes, como gastritis crónica, lupus, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o celiaquía.

Cuando son síntoma de algo más

Es la causa más rara, pero las llagas también pueden relacionarse en casos muy concretos con el cáncer.

De nuevo la referencia es que las lesiones (no suele ser una sola) no cicatricen por muchos días que pasen, pero también que sean llagas de color rojo muy intenso.

Del mismo modo, un aspecto engrosado (abultado) o rugoso de toda la mucosa bucal puede ser un aviso.

  • Ojo si hay manchas blancas y rojas a la vez que no cicatrizan. El término médico que lo define es tan difícil de pronunciar –eritroleucoplasia– como estas lesiones de curar, porque en realidad se trata de un crecimiento celular anormal que tiene más probabilidades de volverse canceroso. De hecho, eso ocurre en el 85 % de ellas.
  • También notarías pérdida de peso no achacable a un cambio de dieta, dientes flojos (que se mueven), dolor al tragar o en la boca, o un bulto en el interior de ella.
  • Ser un gran fumador (o bebedor) predispone a padecer este tipo de tumor.

Finalmente, y aunque con el coronavirus se han reducido los encuentros íntimos esporádicos, estas lesiones también pueden ser el aviso de una enfermedad de transmisión sexual.

Cómo tratar una llaga en la boca

Si se ha confirmado que no hay ninguna dolencia seria detrás, estas recomendaciones te ayudarán.

  1. No tomes alimentos picantes o ácidos. Tampoco los muy salados. Pueden irritar más la herida en el mismo momento que contactan con ella.
  2. Ni productos demasiado crujientes. Quizá convenga eliminar tostadas o patatas fritas, por ejemplo. Pueden suponer una agresión más, al igual que las bebidas o los caldos muy calientes.
  3. Evita dentífricos con lauril sulfato de sodio. Esta sustancia, que se incluye porque tiene un efecto limpiador, puede hacer que la herida tarde más en curar y aumentar el dolor que provoca.
  4. A veces mejoran con manzanilla, salvia y mirra. Estas son las plantas con mayor evidencia científica. Las flores de manzanilla se pueden tomar en infusión o realizar enjuagues con ella. La salvia y la mirra funcionan también como enjuagues que se hacen a partir de su tintura.