Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Implante cerebral con electrodos que ayudaría a ver a personas ciegas
iStock by Getty Images

La tecnología al servicio de la medicina está dando resultados hasta no hace mucho inimaginables. Ya ocurrió con los implantes cocleares que permiten oír a las personas sordas como si de un milagro se tratase.

Y puede que pronto veamos algo similar con la ceguera: se ha desarrollado un nuevo implante cerebral con electrodos que podría ayudar a personas ciegas a ver formas, movimientos y letras.

Se trata de una investigación internacional publicada en la revista Science en la que ha participado el equipo de Eduardo Fernández, investigador del CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN), junto con expertos del Instituto de Neurociencias de Holanda.

Más de mil electrodos

El invento que podría suponer en un futuro un antes y un después para las personas ciegas consta de más de mil electrodos:

  • Los microdispositivos, implantados en la parte del cerebro que procesa la visión, han demostrado en dos primates que la microestimulación eléctrica del cerebro es capaz de inducir con precisión la percepción de formas, movimiento y letras.
  • Gracias al elevado número de electrodos implantados (1.024) se ha conseguido que las percepciones visuales se produzcan en una porción significativa del campo visual y con una resolución mucho más alta de lo que se había conseguido hasta ahora.

"También hemos conseguido implantar electrodos de manera simultánea en varias áreas cerebrales y hemos detectado que la estimulación de las neuronas de una de las áreas visuales, conocida como V4, es capaz de predecir la cantidad de corriente que se necesita para inducir la percepción de fosfenos (pequeños puntos de luz) en la corteza visual", explica Eduardo Fernández. Detalles técnicos que aportan mucho en el desarrollo de esta tecnología en un futuro.

¿El embrión de las prótesis visuales?

Esta es la primera vez que se realiza un implante cerebral con un número tan alto de microelectrodos y los resultados, augura Eduardo Fernández, son muy prometedores para el desarrollo de una neuroprótesis visual basada en microelectrodos similares a los implantados en los primates.

Podría ayudar a personas ciegas o con baja visión a mejorar su movilidad e incluso a percibir el entorno que les rodea y orientarse en él.

Objetivo futuro: revertir la ceguera

La carrera de la ciencia para acabar con la ceguera hace tiempo que está en marcha.

En los últimos años se han descubierto tratamientos innovadores para algunas patologías visuales basados en:

  • Terapias génicas.
  • Factoresneurotróficos. Familia de proteínas que ayuda a la supervivencia de las neuronas.
  • Trasplante de células.

Sin embargo, la mayoría de estos tratamientos están todavía en fase clínico-experimental muy preliminar.

Los implantes cerebrales con electrodos son un gran paso más en este sentido, aunque todavía queda un largo camino por recorrer.

"Es muy probable que estos tratamientos no sean de utilidad para todas las personas ciegas, pero las neuroprótesis visuales corticales son una necesidad para el futuro y podrían ayudar a mejorar la calidad de vida de muchas de personas", remarca Eduardo Fernández, también director del Grupo de Neuroingeniería Biomédica del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.

De todas maneras, el investigador apela a la prudencia y asegura que todavía no pueden lanzarse campanas al vuelo:

  • "Aunque los resultados de este trabajo son muy útiles para avanzar en el desarrollo de esta tecnología, es muy importante avanzar poco a poco y no crear falsas expectativas, ya que de momento solo se trata de una investigación en curso", concluye.