Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Tomar café en exceso aumenta el riesgo de demencia
iStock by Getty Images

El café es un gran estimulante y contiene sustancias antioxidantes beneficiosas para el cerebro, pero en exceso puede provocar justo el efecto contrario.

Un estudio de la Universidad de Australia del Sur ha demostrado que un alto consumo de café se asocia con volúmenes cerebrales más pequeños y un mayor riesgo de demencia.

Así pues, pasarse con el café aceleraría, literalmente, el encogimiento del cerebro. Con los años es normal que este órgano disminuya de tamaño. El cerebro encoge, lo que conlleva el deterioro cognitivo propio de edades avanzadas. Pero el café aceleraría ese proceso.

Este estudio viene a corroborar la gran importancia que tienen unos hábitos de vida saludables para tu cerebro: hacer ejercicio, comer sano, dormir bien, no beber ni fumar y, también, tomar café de forma moderada tienen un efecto protector sobre la memoria. Hacer justo lo contrario la perjudica.

Gran estudio

El estudio de la Universidad de Australia del Sur tiene gran relevancia porque es el más grande que se ha realizado sobre el tema.

Un equipo de investigadores internacionales ha evaluado los efectos del café en el cerebro entre 17.702 participantes del Biobanco del Reino Unido entre 37 y 73 años.

  • "Esta es la investigación más extensa sobre las conexiones entre el café, las mediciones del volumen cerebral, los riesgos de demencia y los riesgos de accidente cerebrovascular", señala Kitty Pham, autora principal del estudio.
  • "También es el estudio más grande que considera los datos volumétricos de imágenes cerebrales y una amplia gama de factores de confusión", añade.

Analizados todos los datos, los investigadores llegaron a la conclusión que los participantes que bebían más de seis tazas de café al día tenían un 53% más de riesgo de demencia.

Los riesgos de una bebida muy popular

El consumo mundial de café supera los 9.000 millones de kilogramos al año. Es la bebida más popular del mundo y resulta "fundamental que comprendamos las posibles implicaciones para la salud", advierte Kitty Pham.

"Teniendo en cuenta todas las variables posibles, encontramos que un mayor consumo de café se asoció significativamente con un volumen cerebral reducido", afirma.

Y en concreto, "tomar más de seis tazas al día puede aumentar el riesgo de demencia y accidente cerebrovascular".

  • La demencia –un trastorno degenerativo que afecta a la memoria, el pensamiento, el comportamiento y la capacidad de realizar tareas cotidianas– afecta a 50 millones de personas en el mundo.
  • El accidente cerebrovascular interrumpe el suministro de sangre al cerebro, lo que provoca falta de oxígeno y, si no se trata a tiempo, daño cerebral y secuelas neurológicas. Se calcula que uno de cada cuatro adultos mayores de 25 años morirá de accidente cerebrovascular.

¿Una mala noticia?

Los resultados del estudio de la Universidad de Australia del Sur pueden parecer una mala noticia para los amantes del café, pero en realidad solo es un aviso de la importancia de encontrar un equilibrio entre lo que es bueno y lo que no para la salud.

"Esta investigación proporciona información vital sobre el consumo excesivo de café y la salud del cerebro, pero como ocurre con muchas cosas de la vida, la moderación es la clave", apunta la profesora e investigadora Elina Hyppönen.

Los mecanismos exactos que vinculan el exceso de café y el deterioro de la salud cerebral se desconocen, pero la evidencia existe y así lo ha demostrado este trabajo.

Así pues, tomar un par de tazas al día no supondría ningún problema, alertan los investigadores. Todo lo contrario: el organismo se beneficiaría de los compuestos antioxidantes del café.

Pero todo lo que se acerque a la peligrosa línea de 6 tazas sería dañino para el cerebro. Y un sencillo consejo para contrarrestar su efecto: "mantenernos hidratados y beber agua cada vez que tomamos café puede ayudar a compensar su acción dañina", señala Hyppönen.